Chiquinquirá Delgado, ¡ni lava ni plancha!

Sigue a El Diario NY en Facebook

La bella presentadora venezolana, fue una de las grandes atracciones en la fiesta súper exclusiva de Telefutura, que realizó la cadena hermana de Univision en la Gran Manzana, y lucía espectacular. Todos querían fotos y conversar con Chiquinquirá la novia del hombre ancla de las noticias Jorge Ramos.

Cuando uno de los invitados le preguntó: ¿Oye y Jorge donde está, por qué no lo trajiste? Chiqui respondió: “Lo dejé en la casa lavando y planchando”.

Su espontánea respuesta aunque no sea una realidad, fue sin duda la mejor anécdota de la noche.

Una verdadera pena está ocurriendo con las tumbas de algunos famosos en México, algo que avergüenza, sobre todo porque forman parte de la cultura mexicana, ya que las voces y películas de estos artistas que reposan en los panteones, cruzaron fronteras y pusieron el nombre de México en alto el mundo entero.

A Germán Valdés “Tintan” quien falleció en el 1973, parecería que sólo lo recuerda una mujer, una flor y un beso en su lápida son las única huellas en su tumba medio abandonada.

Enrique Rambal, el actor nacido en España que se radicó en México donde creó una familia, falleció en 1971 y hoy su tumba está también abandonada. Padre de Virginia quien falleció en el 2004 y cuyos restos descansan junto a su padre y dos hijos varones: Enrique y Mario y Rebeca Rambal. Una verdadera pena que sus hijos no se preocupen al menos de mantenerla limpia.

Arturo de Córdoba el galán del cine mexicano murió en 1973 y su tumba es una de las que mas se le nota el paso del tiempo y el olvido. Tan serio es el deterioro, que ya ni el nombre ni las fechas de nacimiento y muerte se pueden leer bien.

Habrâ que hacer algo para que luzcan mejor ya que atraen a muchos admiradores y también turistas. Ojalá que se pongan de acuerdo la sociedad de artistas y el nuevo gobierno mexicano para hacer arreglos en las tumbas de quienes dedicaron sus vidas a las artes. Las glorias de un país no pueden pasar al olvido.

En la edición de ayer en Despierta América, una de las presentadoras invitadas, en realidad no importa su nombre, ya que ellas sólo leen lo que les dan, dijo que Ricky Martin había colgado de la pared de las redes sociales su foto con un letrero de “Todos somos José Enrique” el relacionador público asesinado en Puerto Rico.

Esta noticia es muy vieja para darla en la televisión ya que apareció el martes pasado y la dieron tres días después cuando debieron dar seguimiento a la misma. Es realidad de que las amas de casa son en su mayoría las que ven este programa porque no trabajan, y les entretiene. Pero no por eso se les debe mal informar o darles noticias viejas.

Flor Aguilar y Antonio Aguilar vivieron un romance que duró casi 50 años. En una reciente entrevista para una revista mexicana Flor declaró: “No estoy sola, Me siento triste pero no me da miedo, se que mi marido está conmigo”.

A sus 82 años es ella quien limpia los cuadros y las figuras favoritas del inolvidable cantante Antonio Aguilar. Ahora en un nuevo hogar, ha hecho cambios. Por ejemplo en el sillón favorito de Antonio Aguilar, donde tenía colocado un cuadro, lo quitó y colgó en la pared, pero eso no es todo según sus propias palabras dice: “¡No estoy sola, él me visita, habla conmigo, me toca la pierna, le platico, y en uno de mis cuadros se ríe, se enoja y hasta me regaña!”.

La bella presentadora mexicana tiene fama de distraída y de cambiar los nombres a las cosas, tal es su problema, que a menudo los chismosos de la prensa hasta se burlan de ella, pero en la última ocasión supuestamente se equivocó y al darse cuenta rectificó de inmediato.

Podría haber sucedido cuando estaba grabando un comercial para las galletas “Surimi”, Ninel muy sensual como es su costumbre dijo: “tsunami” en lugar de “Surimi”.

Ella insiste en que no lo dijo y hasta daba una recompensa a quien le diera una copia que justificara el error. Pero como no se la han dado, se dio por vencida y se ríe como una triunfadora.