El amor y la amistad ¿deben separarse? ¡De ninguna manera!

Las relaciones interpersonales son tan fascinantes como complicadas; conocer nuevos amigos es una gran…
Sigue a El Diario NY en Facebook
El amor y la amistad ¿deben separarse? ¡De ninguna manera!
Foto: Morgue File by Matthew Hull

Las relaciones interpersonales son tan fascinantes como complicadas; conocer nuevos amigos es una gran experiencia, al igual que encontrar a esa persona especial con la que planeas pasar el resto de tu vida. Pero ¿no debería ser tu pareja a la vez tu mejor amigo? Contrario a lo que un sector de la sociedad moderna piensa, el amor y la amistad deberían ser la combinación perfecta para asegurar el éxito en una relación de pareja. No es algo sencillo de lograr, pero trabajando con esfuerzo suficiente los resultados pueden ser excelentes.

Conocer poco a poco a quien formará parte de tu vida por mucho tiempo es el primer paso para asegurar el éxito en una relación. En lugar de buscar sólo diversión o pasar el rato, una pareja que pasa el suficiente tiempo juntos para conocer los deseos, sentimientos, sueños y ambiciones mutuas va construyendo una amistad auténtica y sólida, la cual con el paso del tiempo podría dar como resultado un sentimiento mucho más grande. Es triste ver cuántas parejas se separan debido a que comenzaron a mentirse uno al otro, perdiendo la confianza totalmente; se olvidaron de lo principal: la amistad es lo más importante y puede ser bastante duradera.

¿Has visto fotografías de parejas que llevan 50 ó 60 años juntos? ¿Piensas que es deseo sexual, pasión desenfrenada o algo por el estilo lo que los ha mantenido unidos todos esos años? ¡Por supuesto que no! Y aunque el aspecto sexual es una parte importante en un matrimonio, es la honestidad y sinceridad lo que logra el éxito en una relación. Una tarde de buena compañía y plática agradable – o muchas – van eliminando los límites entre el amor y la amistad logrando una mezcla de sabor muy agradable. Irónicamente cuanto más te acercas a tu pareja viéndolo como tu mejor amigo todos los aspectos de la relación comienzan a mejorar: el sexual, familiar, paternal, entre los principales.

Lo mejor de todo es que nunca es tarde para comenzar; claro, ¡cuanto antes mejor! Hay quienes han salvado su matrimonio poniendo a un lado su orgullo. ¿No es esto lo que los verdaderos amigos hacen? Una amistad real no se rompe al menor problema o incluso por varios de ellos. Al contrario: se solidifica con el tiempo y sortea cualquier obstáculo. ¿Por qué tendría que ser diferente el amor romántico o de pareja? Es momento de olvidarse de los convencionalismos e ideas limitantes como por ejemplo: “el matrimonio es lo peor que pueda sucederle a una relación”.

Por supuesto, para conocer a otro primero hay que conocerse uno mismo; o tal vez sea más divertido recorrer juntos ese camino. Los pequeños detalles son los que van tejiendo las mejores historias para que cuando un problema aparezca el amor, cariño, confianza y amistad – ¡nuevamente esa palabra! – sean lo suficientemente fuertes para solucionarlo.