Culpable judío ortodoxo en 59 cargos de abuso sexual a niña

Los padres de la menor le pagaron $12,800 para que la orientara, pero el hombre la sometía a abusos sexuales
Culpable judío ortodoxo en 59 cargos de abuso sexual a niña
Nechemya Weberman ha negado las imputaciones una y otra vez. Ahora enfrenta una pena de hasta 25 años de cárcel.
Foto: Archivo

Nueva York – Nechemya Weberman, consejero de la comunidad judía ortodoxa de Nueva York, fue hallado culpable de 59 cargos de abuso sexual contra una menor y será condenado el próximo 9 de enero.

La sala de la corte en Brooklyn quedó completamente en silencio este lunes cuando el jurado halló culpable a Weberman, quien ahora enfrenta una posible condena de hasta 25 años de cárcel. Podría pasar otros siete años más en prisión por el cargo de poner en riesgo la vida de una menor.

La víctima, quien ahora tiene 18 años, dijo a las autoridades que el religioso había abusado de ella repetidamente desde que tenía 12 hasta la edad de 15.

Escupen a familia de la menor tras acusar al consejero

Este caso ha puesto en la palestra pública algunas de las más estrictas reglas y costumbres de la comunidad ultra-ortodoxa judía de Brooklyn que tiene unos 250,000 miembros, y que es la más grande fuera de Israel. Y es que Weberman, de 54 años, no tiene una licencia de terapista, pero hasta que surgió este caso llevaba décadas ayudando a las familias de la comunidad. Fue así como los padres de esta menor la dejaron en sus manos, para que la guiara, ya que ellos estaban preocupados por sus cuestionamientos a la fe, porque mostraba interés por los varones y porque no quería vestirse con ropas modestas, lo que va contra las costumbres de esta religión.

Durante el juicio, la víctima testificó que durante las sesiones de consejería entre el 2007 y el 2010, el acusado la obligó a practicarle sexo oral y a actuar como en escenas de películas pornográficas. Por esas sesiones, la familia le pagó a Weberman $12,800.

Los abogados defensores usaron el argumento de que la víctima había realizado esas acusaciones para vengarse del acusado por violar su confidencialidad -como paciente- al contarle a su familia que tenía un novio. Sin embargo, el jurado no le creyó y adjudicó responsabilidad.

Alrededor de la web