Extraditan a cuatro por tráfico sexual

NUEVA YORK/AP — El pueblo mexicano de Tenancingo y la ciudad de Nueva York no tienen mucho en común, pero las autoridades federales estadounidenses ya han establecido una clara conexión entre ambas regiones: el tráfico sexual.

La fiscalía del distrito este de Nueva York anunció ayer las extradiciones de cuatro mexicanos que se dedicaban a engañar a mujeres mexicanas y forzarlas a prostituirse en redes de tráfico sexual que tenían su origen en Tenancingo, en el estado de México, y que se extendían hasta Nueva York, donde la explotación proseguía.

En un primer caso, los hermanos Benito López-Pérez y Anastasio Romero-Pérez fueron extraditados y comparecieron en la corte federal de Brooklyn ayer para enfrentar hasta 25 cargos, que incluyen tráfico sexual, prostitución interestatal y lavado de dinero. Un tercer hermano, José Gabino Barrientos-Pérez fue extraditado y compareció ante la corte el 3 de diciembre. Enfrenta los mismos cargos. Las autoridades dijeron que se trata de hermanos.

En un segundo caso, el mexicano Antonio Lira-Robles fue extraditado y compareció en la misma corte el mes pasado, según anunció ayer la fiscalía.

Lira-Robles forma parte de un caso del que cuatro personas ya se han declarado culpables de tráfico sexual.

La red de prostitución también nació en Tenancingo y, al igual que el caso de los tres hermanos, las víctimas eran traídas a Nueva York y forzadas a prostituirse.