Perú optimista con el litigio marítimo

Lima/Notimex — Los alegatos de Perú y Chile en la Corte Internacional de La Haya, por la delimitación de la frontera marítima, han generado expectativa en sectores políticos y analistas que esperan un fallo favorable para los peruanos.

El equipo jurídico peruano espera “muy tranquilo” la segunda ronda de presentaciones en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, afirmó ayer el excanciller Manuel Rodríguez Cuadros a pocas horas de que se reinicie la segunda fase de los alegatos.

La delegación peruana trabajó de manera rigurosa en la respuesta que darán a la pregunta planteada por el juez Mohamed Bennouna, sobre si en 1952 se podía proclamar y delimitar una zona marítima con soberanía hasta las 200 millas.

Los dos países deberán fijar sus respectivas posiciones en torno a soberanía y jurisdicción exclusivas sobre el mar que baña sus costas, hasta las 200 millas marinas.

Rodríguez Cuadros explicó que “las preguntas que hacen los jueces no son cómodas, incómodas, negativas o positivas, sino que son preguntas que expresan la competencia jurisdiccional de la corte, y las partes las tienen que responder”.

Perú dará inicio este martes a la segunda ronda de alegatos finales en la Corte Internacional de Justicia y su presentación se desarrollará en dos partes:

El legislador Andrés García Belaunde, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, confió en los “planteamientos contundentes” y “respuestas claras” de Perú, país que dijo tiene mucha solvencia en lo que expone.

Hasta el momento el equipo jurídico peruano demostró de modo fehaciente su principal tesis: que la Declaración de Santiago de 1954 no es un tratado de límites marítimos entre las dos naciones, recalcó.

Por su parte, Natalie Condori, presidenta del grupo del Congreso que realiza el seguimiento de la demanda marítima, auguró un exitoso resultado y dijo que los peruanos aguardan con impaciencia el fallo.

Hizo un llamado a la tranquilidad y confianza y a esperar a la decisión que tomarán los jueces de la Corte.