Cómo sacarle provecho a las esquinas

Sacarle provecho a las esquinas de la casa es fácil y divertido si se pone a funcionar la imaginación,…
Cómo sacarle provecho a las esquinas
Foto: Flickr.com

Sacarle provecho a las esquinas de la casa es fácil y divertido si se pone a funcionar la imaginación, siempre y cuando se tenga en cuenta el tamaño de la habitación para que no luzca sobrecargada, así como el estilo de decoración del resto de la vivienda.

Estas son algunas ideas que puedes poner en práctica para convertir esos espacios olvidados en rinconcitos encantadores que despertarán la admiración de tus amigas:

La opción más generalizada es la de ubicar un sofá o chaise long pegado a la pared, pues estos son muebles que se adaptan muy fácilmente a las esquinas, dejando más espacio libre y haciendo que la habitación parezca más amplia de lo que es.

Si el rincón desocupado se encuentra localizado debajo de una escalera que conduce a las habitaciones del piso superior, puedes aprovecharlo instalando en ese espacio una biblioteca o una pequeña oficina con estantes para libros y una mesita para la computadora.

Si los espacios libres en la sala son muy pequeños, entonces no debes instalar muebles en ellos, para no reducir el espacio aún más. Recurre entonces a pequeñas repisas con adornos de cerámica o cuadros verticales. Y si la esquina se encuentra a la entrada de la casa, nada mejor que ubicar en ella un perchero para colgar abrigos, paraguas y sombreros. Es un detalle vintage que le dará un toque íntimo y muy personal a tu sala.

Una mesa redonda con un par de sillas resulta el complemento perfecto para una esquina del dormitorio. Utilízala para tomar té o café con una amiga íntima o con tu pareja, o simplemente para leer o revisar el correo en una laptop.

Otra posibilidad es usar el espacio para colocar una lámpara o un mueble a media altura con un portarretrato o adorno. Pero si el espacio es demasiado pequeño para un mueble, entonces puedes colocar varias fotografías en la pared, a poca distancia una de otra, formando una línea vertical para dar sensación de amplitud.

Los armarios esquineros de madera o cristal que se adapten a las esquinas son perfectos para colocar esas jarras, teteras, tazas de café y demás recipientes de loza o cerámica, que son demasiado bonitos para tenerlos ocultos en la cocina. Con ellos puedes formar un rinconcito muy llamativo, y si el espacio te lo permite, adiciona una butaca con un color a juego con la vajilla.

A la hora de sacarle provecho a las esquinas vacías de la casa, no te limites a pensar en un mueble y piensa en accesorios como lámparas de pie, cortinas, repisas, cuadros, espejos, jarrones y macetas con plantas. Uno de esos espacios, ocupado por un grupo de plantas para interiores, con hojas de diferentes tamaños y formas, son una forma barata y simple de tener un pequeño jardín bajo techo. Usa tu imaginación y piensa en tus pasatiempos favoritos a la hora de decorar, verás cómo uno de esos rinconcitos pronto se convertirá en tu espacio preferido dentro de la casa.