Tips para un maquillaje duradero

Conseguir un maquillaje duradero, que la máscara de pestañas no se corra y que el creyón de labios conserve…
Tips para un maquillaje duradero
Foto: Flickr.com

Conseguir un maquillaje duradero, que la máscara de pestañas no se corra y que el creyón de labios conserve su brillo sin cuartearse después de varias horas, es un arte que solo se llega a dominar con la práctica, pero que resulta mucho más fácil si se siguen algunos pasos. Éste es el primero: mantén el cutis libre de impurezas y de células muertas, exfoliándolo cada dos semanas; es la única manera de prepararlo para que el maquillaje dure el mayor tiempo posible.

Los pintores preparan la tela que van a pintar con un producto que empareja la superficie, haciendo que el óleo se fije mejor. Esa misma función la tiene un producto conocido como “primer”, el cual se pone sobre la piel para emparejarla y disimular los poros abiertos, antes de aplicarle la base. Suele venderse en forma de líquido o de gel, y es fundamental para conseguir que el maquillaje se mantenga intacto por más tiempo.

Otro producto esencial para conseguir este objetivo es la base, distribúyela con los dedos de forma uniforme por todo el rostro, incluyendo los párpados y los labios, con movimientos circulares. Por último aplica el polvo con una brocha, sacudiendo el exceso antes de pasarla por la cara, y el colorete o blush.

Recuerda que nada aviva tanto la mirada como la máscara, pero para que ésta cumpla bien su función, debes peinar y rizar las pestañas, comenzando por la base y terminando por las puntas. Un buen truco para que sea más duradera es aplicar un poco de polvo antes del maquillaje.

De todos los cosméticos, el labial es el más fácil de retocar; hazlo cada tres o cuatro horas, o después de comer y beber, para estar bien maquillada durante todo el día. Aplícalo sobre una capa de base y renuévalo cada vez que sea necesario.

Para las salidas nocturnas, puedes ponerte un maquillaje más llamativo, pero eso no quiere decir que debas aplicarte una mayor cantidad, a menos que quieras terminar la noche con la cara cuarteada.

Usa productos que sean mates para que no te dejen la cara brillosa. Puedes mezclar la base con un poquito de crema hidratante, para que sea más fácil de aplicar y produzca un efecto más natural.

Si enfatizas el maquillaje de los ojos, procura usar sombras en polvo sobre una capa de corrector o crema hidratante, y aplica un color sutil en los labios; si prefieres realzar los labios, entonces usa un tono tenue en los ojos, máscara de pestañas y nada de delineador.

Aplica el labial con un pincel, pues así dura más que si te pintas directamente con el creyón, quita el exceso con un pañuelo, vuelve a pintar, terminando con un poco de brillo para fijar el color.

El blush debes aplicarlo con una brocha grande, y durará más si antes de ponértelo pasas por tus mejillas un algodón con spray para el cabello.

No te olvides de las cejas, péinalas y aplícales una pizca de vaselina para que cada pelito se quede en su lugar. Y usa máscara de pestañas a prueba de agua, para que no se estropee con el sudor.

Un tip de los estilistas consiste en rociar el rostro con agua mineral en spray, después de aplicar el maquillaje, humedeciéndolo apenas. Después de esto, estarás lista para pasar la noche bailando sin perder ni una gota de glamour.