Vaticano ignora opinión del Papa y exhibe la mula y el buey

Además, informan ahorros en el montaje del pesebre de este año
Vaticano ignora opinión del Papa y exhibe la mula y el buey
Desde el fin de semana pasado se sienten en el Vaticano los aires navideños.
Foto: AP

Ciudad del Vaticano, 13 Dic – El pesebre artesanal que adornará la Plaza de San Pedro del Vaticano en estas fiestas decembrinas contará con la presencia del buey y la mula, sin importar la polémica desatada por el último libro de Benedicto XVI.

La sede de la iglesia católica presentó hoy el montaje realizado por el artista Francesco Artese, que será donado por la sureña región italiana de la Basilicata y cuyo costo total asciende aproximadamente a $145 mil.

El libro “La infancia de Jesús”, publicado apenas algunas semanas atrás, abrió un debate sobre la presencia de esos animales durante el nacimiento de Cristo ya que, como explicó el Papa en el texto, no existen referencias a ellos en los relatos de la Biblia.

Aunque en el mismo texto Joseph Ratzinger aclaró que “ninguna representación del nacimiento renunciará al buey y al asno”, en el imaginario colectivo permaneció la idea que el líder católico había eliminado a esos cuadrúpedos de los pesebres.

El nacimiento monumental de la Plaza de San Pedro se extenderá por unos 150 metros cuadrados, estará completamente realizado en poliestireno y recubierto por una pintura que dará el efecto montaña.

Sobre una base de 90 centímetros de altura, serán colocados los diversos paisajes que acogerán las más de 100 piezas cuyas alturas varían de 28 a 32 centímetros.

“Ha sido diseñado de tal manera que la persona que lo observa se siente dentro del propio pesebre”, indicó Artese.

Del costo total, $117 mil los aportó la región Basilicata mientras $21,800 es el precio del trabajo de los empleados de los Servicios Técnicos del Vaticano.

Según confirmó el secretario general de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, Giuseppe Sciacca, con el apoyo de la región italiana el Estado pontificio se ahorró $235 mil en comparación con el pesebre del año anterior.

El costo del nacimiento de San Pedro fue una de las cuestiones que surgió en este 2012 durante la crisis del “vatileaks”, el escándalo por el robo y la filtración a la prensa de documentos confidenciales del Papa Benedicto XVI.

En uno de estos informes se denunció que el pesebre de 2009 había costado unos $720 mil. Si se confronta esa cifra con la de este 2012, el ahorro del Vaticano alcanzó $689 mil.