Mochilas para proteger niños

Uno de los productos que más demanda están teniendo son las mochilas infantiles blindadas

Guía de Regalos

Mochilas para proteger niños
Rick Brand muestra un pieza anti-balística que se puede insertar en la mochila de los niños después de disparar a una mochila con una pistola de 9 mm, en Taylorsville, Utah.
Foto: AP

WASHINGTON, D. C.— Las ventas de mochilas resistentes a las balas y de otros productos para niños, como pantalones blindados, han aumentado en los últimos días en Estados Unidos a raíz de la masacre ocurrida en una escuela primaria de Connecticut donde Adam Lanza mató a 20 niños y 6 adultos.

Rich Brand, director de operaciones de la tienda Amendment II, especializada en productos militares y de seguridad, explicó ayer a la cadena CNN que las ventas se han disparado “un 500%” y que muchos clientes son padres “desesperados” que intentan proteger a sus hijos en situaciones “extremas”.

Uno de los productos que más demanda están teniendo son las mochilas infantiles blindadas, que pueden llegar a costar unos 400 dólares.

Esas mochilas están diseñadas con un material capaz de detener las balas de las pistolas, pero no las de un fusil como el usado por Lanza en el tiroteo en la escuela Sandy Hook de Newtown, Connecticut.

En Austin, Texas, la tienda virtual Bulletproofme.com, especializada en productos con protección antibalas, sostiene que sus ventas se han incrementado en un 50% y sus clientes nuevos son, sobre todo, escuelas y guarderías.

Legisladores de varios estados de Estados Unidos están planteando medidas para que los profesores y otros trabajadores de los colegios puedan portar armas para proteger a los alumnos.

El presidente de EEUU, Barack Obama, se comprometió el miércoles a presentar en enero propuestas “específicas” para un mayor control de las armas al definir la violencia causada por ellas como una “epidemia” que golpea diariamente a un país conmocionado aún por la reciente tragedia de Newtown.

Precisamente ayer, el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, destacó que el Gobierno de Obama presionará para intensificar el control de armas mientras que John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes bajo control republicano, dijo que estudiaría las propuestas.

Biden, que se encarga de supervisar la respuesta del Gobierno a la matanza de Newtown, dijo que él y el presidente están “absolutamente comprometidos” a reducir la violencia armada en el país.

“Aún cuando solo podamos salvar una vida, tenemos que entrar en acción”, dijo.

Biden, que siempre defendió el control de las armas, se reunió ayer con los miembros del gabinete y las autoridades de todo el país. Indicó que desea reunirse con el grupo porque ellos “saben más que nadie qué es lo que se necesita”.