La lucha contra el Sida

En diciembre conmemoramos la lucha mundial contra el Sida, una jornada para unirnos en la batalla contra el VIH, honrar a aquellos que viven con la infección y recordar a quienes hemos perdido a causa de la epidemia. A pesar del progreso evidenciado a través de las décadas desde que tuvimos conocimiento del VIH/Sida, Nueva York sigue siendo el epicentro de la epidemia en los Estados Unidos.

En 2010, según el departamento de salud de la ciudad, los neoyorquinos hispanos fueron diagnosticados en el doble de la tasa de los blancos (46 frente a 23 diagnósticos nuevos por cada 100,000 personas). Los facta disparidad, ubicando a las latinas en un lugar de mayor riesgo y haciendo más difícil para ellas la obtención del apoyo y de los servicios que necesitan.

Planned Parenthood of New York City conoce de primera mano las dificultades que enfrentan las personas con VIH/Sida, en particular, quienes viven en comunidades marginadas. Por más de 20 años, el Proyecto Street Beat de PPNYC ha estado brindando servicios de prevención en las calles, y vinculando a las personas de todo el sur del Bronx, el norte de Manhattan y el centro de Brooklyn con la atención que necesitan. Usando como base de trabajo una unidad médica móvil, el Proyecto Street Beat proporciona educación, servicios de salud reproductiva, gestión de casos, consejería a nivel individual y grupal, y otros servicios de apoyo a miles de personas de alto riesgo y VIH positivas. En 2011 solamente, el Proyecto Street Beat llegó a más de 58,000 mujeres, hombres y jóvenes en situación de riesgo, proporcionado consejería y pruebas de VIH a más de 6,700 personas. Las personas comprendidas por el Proyecto Street Beat incluyen desde trabajadoras sexuales comerciales, a usuarios de drogas inyectables, y a la población sin hogar de la ciudad.

En tanto proveedores de atención de la salud desde el terreno, somos testigos diarios de las necesidades insatisfechas de las comunidades marginadas de Nueva York. Afortunadamente, acabamos de recibir una subvención de 1 millón de dólares de la Fundación Keith Haring. Esta donación nos ayudará a expandir los servicios de nuestro Proyecto Street Beat durante los próximos cuatro años, manteniendo una nueva unidad médica móvil especialmente diseñada para esta colaboración trabajando en las calles cinco días a la semana. Esta es una buena noticia teniendo en cuenta que el Proyecto Street Beat vincula al 100% de sus clientes VIH positivos con servicios de atención de la salud dentro de los 60 días después de haber recibido los resultados de sus exámenes.

Obviamente, esto no será suficiente para hacer frente a la epidemia en la ciudad de Nueva York. Todos tenemos que poner algo de nuestra parte, y la gente de la calle no es la única en riesgo. Así que les animo a hablar con sus amigos, familiares y vecinos acerca de hacerse la prueba, tener prácticas sexuales seguras, y mantener conversaciones acerca de cómo abordar los factores de riesgo potenciales. Para obtener más información sobre el Proyecto Street Beat visita ppnyc.org o llama al (212) 965-4850.