Latinas ansían ser las madres del primer bebé del año

Dos familias hispanas cruzan los dedos para brindar en Año Nuevo por la nueva vida que bendecirá sus destinos

Latinas ansían ser las madres del primer bebé del año
Carmen Gamboa espera el nacimiento de su tercer hijo.
Foto: suministrada

Nueva York — Carmen Gamboa podría pasar del brindis que despide lo bueno del 2012 a una cama de hospital, pues sus doctores pronosticaron el parto de su tercer hijo para los primeros días de enero.

La madre de 29 años, residente por una década en Hampton Bays, confesó su nerviosismo por la llegada de Ian Alexander, como llamará a su recién nacido.

“Fue una maravillosa sorpresa cuando me dijeron que podría nacer en Año Nuevo, nunca tuve planes para la llegada del bebé en esa hermosa fecha”, comentó evidentemente emocionada.

La costarricense expresó que sería una bendición ser la madre del primer bebé del 2013, pero no por la repentina fama o los posibles regalos.

“La dulce espera trajo mucha alegría a mi hogar y tener al bebé en Año Nuevo sería cerrar con broche de oro estos nueve fantásticos meses”.

Gamboa, que eligió no practicarse una cesárea, apuntó que sus doctores pronosticaron el parto para la primera semana de enero, pero el bebé ya está en posición para nacer y la ansiada llegada podría suceder en cualquier momento.

La madre, en compañía de sus hijos de cinco y siete años, y de su pareja Jackson Urgiles, tienen listas las maletas con ropa y accesorios para acudir a un hospital en Riverhead, en caso de que el bebé los tome por sorpresa en la cena de fin de año.

“Sería maravilloso que en pleno brindis comiencen las contracciones”, expresó Carmen con una sonrisa. “Mis amigos más cercanos tendrían que pasar de la fiesta a la ansiedad en la clínica”.

La mujer expresó que uno de sus más anhelados deseos es tener la compañía de su madre -que está en su país de origen- el día del nacimiento. A pesar de no contar con familiares cerca, Carmen dice estar lista para afrontar los desafíos del año venidero.

“Soy muy feliz y no sé cuando nacerá mi bebé, pero ese día estará lleno de bendiciones”.

Otra feliz pareja que espera un bebé como regalo de Año Nuevo son los mexicanos Roberto Pompa y Mercedes Rodríguez, residentes de El Bronx, quienes viven juntos hace cuatro años.

El futuro padre, de 31 años, comentó que a principios de 2012 soñó que ganaba $350 mil en la lotería, un buen augurio que más tarde interpretó como un verdadero premio gordo cuando supo del embarazo de Mercedes.

“La galleta está en el horno”, comentó Roberto con una evidente alegría en el rostro. “Nunca fui más feliz”.

La pareja espera a una niña, a la que llamarán Maya. Los futuros padres explicaron que por dos años intentaron el embarazo, que resultó ser una grata sorpresa en el momento que estaban más desesperanzados.

“Los momentos más hermosos de la vida suceden cuando es su tiempo. Fue una lección aprendida”, dijo Mercedes, de 29 años, mientras acariciaba su vientre con ambas manos.

La pareja destacó que en un mundo que podría parecer decadente, la llegada de un bebé trae a la memoria las bondades de la vida, como el amor y la familia.