Menos interés por armas en dos estados

En diversas partes de EEUU hay un gran aumento en sus ventas

Menos interés   por armas en dos estados
Steve Dillon (izq.) sostiene a su hijo George (c), de 10 años, mientras el muchacho dispara una ametralladora M240, en Arizona.
Foto: EFE

WASHINGTON, D. C. (AP).— En Connecticut y Colorado, donde ocurrieron las matanzas más mortíferas de 2012 en Estados Unidos, la gente estuvo menos dispuesta a comprar armas de fuego a finales del año que la mayoría de los otros estados, según un análisis de Associated Press sobre nuevos datos del FBI.

Los incrementos más cuantiosos en el trámite de la revisión de antecedentes personales para los individuos que desean portar o comprar armas de fuego ocurrieron en estados del sur y del occidente del país.

Las nuevas cifras del Gobierno reflejan en diversas partes de Estados Unidos un aumento considerable en el número de las solicitudes de revisión de antecedentes para la venta de armas de fuego o para permisos de portación de armas a finales de año.

Luego de la reelección del presidente Barack Obama, de la horrible masacre en una escuela en Connecticut y de la promesa del mandatario de promover nuevas leyes para contener la violencia de las armas, repuntó la cantidad de las revisiones de antecedentes. En Georgia, el FBI procesó 37,586 solicitudes durante octubre y 78,998 en diciembre; en Alabama, la cifra subió de 32,850 a 80,576 en el mismo período.

A escala nacional, hubo casi dos veces más de solicitudes de revisión de antecedentes para armas de fuego entre noviembre y diciembre que durante el mismo lapso de un año atrás.

“Es el temor de que habrá medidas severas”, dijo Thomas Wright, quien administra el establecimiento Hoover Tactical Firearms cerca de la ciudad de Birmingham en Alabama.

Wright afirmó que contrató a más empleados por el auge de ventas ocurrido después de que 20 niños fueron muertos en una escuela de la ciudad de Newtown en Connecticut. “Acostumbrábamos tener lo que llamábamos nuestro muro de armas. Ahora está muy vacío”. Casi todos los cargadores de gran capacidad se agotaron en la tienda de Wright.