Puede asumir el poder cuando quiera

Caracas/EFE — El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) avaló ayer la postura del chavismo de posponer el acto de asunción presidencial hasta que Hugo Chávez pueda hacerlo y prolongar el Gobierno que, en ausencia del jefe de Estado, encabeza el vicepresidente, Nicolás Maduro.

A 24 horas para que se cumpliera la fecha prevista en la Constitución venezolana para la toma de juramento del presidente vencedor en los comicios del 7 de octubre, el TSJ consideró, además, que no existe ni tan siquiera falta temporal de Chávez ni es necesaria la designación de una junta médica.

“A pesar de que el 10 de enero próximo se inicia un nuevo periodo constitucional, no es necesaria una nueva toma de posesión en relación al presidente Hugo Chávez en su condición de presidente reelecto”, indicó la presidenta del TSJ, Luisa Estella Morales.

La titular del Supremo compareció ante la prensa para dar lectura a una “ponencia” que fue objeto de una deliberación conjunta de todos los magistrados “artículo por artículo, punto por punto”.

El gobierno confirmó ayer oficialmente que Chávez no podría estar hoy en el acto de juramento “de acuerdo con las recomendaciones del equipo médico” que le atiende tras la operación de un cáncer a la que fue sometido el 11 de diciembre en Cuba.

De su lado, el líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, lamentó la decisión del Supremo. “El tribunal le dio una interpretación para resolver un problema que tiene el Gobierno”, dijo Capriles en una rueda de prensa.

Sobre la salud de Chávez lo único que se sabe es que se encuentra en estado estacionario.