Venezuela aplaza toma de posesión

Simpatizantes de Chávez salieron a las calles y rivales piden elecciones
Venezuela aplaza toma de posesión
CAR07. CARACAS (VENEZUELA), 10/01/2013. Seguidores del presidente venezolano Hugo Chávez se concentran hoy, jueves 10 de enero de 2013, en los alrededores del Palacio de Miraflores en Caracas (Venezuela) para participar en la concentración convocada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la jornada en que el mandatario debía asumir el cargo para el periodo 2013-2019. EFE/ Miguel Gutiérrez
Foto: authors

CARACAS, Venezuela.—Miles de seguidores del presidente venezolano, Hugo Chávez, tomaron el centro de Caracas para participar en la concentración convocada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en apoyo al mandatario, hospitalizado en Cuba, en la jornada en que debía asumir un nuevo mandato.

Desde primeras horas del día seguidores de diversas partes del país se congregaron en las inmediaciones del Palacio de Miraflores, para gritar consignas de apoyo al gobernante y de aprobación por la decisión del Tribunal Supremo de permitir el aplazamiento de la toma de posesión presidencial para cuando Chávez esté recuperado.

Consignas como “Yo soy Chávez” y “Chávez corazón del pueblo” no solo se escucharon repetidamente sino que estaban escritas en las camisetas de los concentrados.

Chávez, de 58 años y desde 1999 en el poder, está hospitalizado en Cuba tras ser operado el 11 de diciembre por cuarta vez de un cáncer de cuya naturaleza no se ha informado oficialmente.

Ante la polémica constitucional por su ausencia en el acto de investidura, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictaminó el miércoles que el juramento no es necesario en el caso de Chávez ya que se trata de un presidente “reelecto”.

Fue reelegido por tercera vez consecutiva en unos comicios celebrados el pasado 7 de octubre.

Además, el Supremo decidió que el Gobierno actual, cuyo mandato concluía ayer, puede continuar en funciones encabezado por el vicepresidente Nicolás Maduro.

“La revolución, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y se lo pedimos a todos los demás partidos y grupos sociales, salgamos a la calle a apoyar la decisión que ha tomado el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)”, dijo el miércoles el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Y así respondieron miles de simpatizantes chavistas que acudieron ayer a los alrededores de la sede del Gobierno venezolano desde Caracas y distintas ciudades del país.

Coromoto Soto, una mujer que viajó desde el estado Yaracuy (occidente), aseguró que llegó a Caracas para “darle el respaldo, el apoyo” al “comandante” y se declaró orgullosa de que “el pueblo soberano” votó por Chávez y lo ratifica.

“Todavía hay muchas cosas que hacer con el comandante”, agregó esta mujer que integra un grupo denominado “defensoras de la salud”.

La bancada opositora en la Asamblea Nacional (Congreso) de Venezuela convocó ayer a una marcha “contundente” para este 23 de enero para exigir el “restablecimiento de lo establecido” en la Constitución venezolana.

La legisladora Miriam Montilla dijo a periodistas que la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) “luchará por el restablecimiento de lo establecido en el texto constitucional”, por lo cual convocó a la ciudadanía a realizar una marcha el próximo 23 de enero.

Aseveró que la movilización se enmarca en acciones pacíficas, para expresar el rechazo al dictamen del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que consideró innecesaria una nueva toma de posesión del presidente Hugo Chávez, en atención a su delicado estado de salud.

La presidenta del TSJ, Luisa Estela Morales, explicó el miércoles que al no existir interrupción en el ejercicio del cargo, es innecesario que el reelecto mandatario venezolano asuma nuevamente.

Morales indicó que el presidente Chávez, puede j urar después del 10 de enero ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Montilla señaló que “respetamos la sentencia de interpretación vinculante, aunque no la compartimos”, por lo cual llamó al pueblo venezolano a realizar asambleas, foros y concentraciones “hasta que se establezca la vigencia plena de la Constitución”.