Alejo recibe estafeta

Asume la lucha por las licencias a indocumentados que inició Cedillo
Alejo recibe estafeta
El asambleísta Luis Alejo, sostiene que 'vale la pena luchar por las licencias para indocumentados en California.
Foto: Suministrada

SACRAMENTO.- Las licencias de manejo para los inmigrantes indocumentados son un asunto por el que vale la pena pelear, dijo en entrevista para La Opinión el asambleísta demócrata de Salinas, Luis Alejo.

En California, el ex asambleísta Gil Cedillo fracasó en al menos once intentos legislativos por dar licencias a los inmigrantes indocumentados durante los 15 años que duró su carrera legislativa. Lo más que consiguió en su último año, fue que el gobernador Jerry Brown le aprobara la medida para garantizar licencias de manejo a los jóvenes soñadores que califican para la política federal Acción Diferida.

Ahora, Alejo se ha dado como voluntario para recibir la estafeta de Cedillo, el ex asambleísta y ex senador demócrata de Los Ángeles, para luchr por una ley estatal que permita a los más de dos millones de conductores sin papeles de California conducir sin temor a perderlo todo.

La aprobación de las licencias de manejo para los inmigrantes indocumentados por parte la legislatura del estado de Illinois revivió la vieja demanda para que en California se apruebe una legislación que garantice el preciado documento.

¿Qué lo inspiró a presentar el proyecto de ley de las licencias de manejo? ¿Hubo alguien o un grupo que lo motivó?

El ex senador Gil Cedillo me pidió continuar adelante esta medida. Estoy orgulloso de cargar con la estafeta y deseo trabajar con él para aprobar este proyecto de ley que es crucial para nuestras familias inmigrantes. En el pasado, he trabajado en este tema como organizador comunitario mucho antes de convertirme en legislador. He sido coautor de pasados proyectos de ley de licencias de manejo incluyendo la del año pasado, la AB2189 que garantizó licencias de conducir para los jóvenes inmigrantes que califican para la Acción Diferida.

¿Qué le hace creer que el gobernador Brown firmará esta medida cuando se opuso como procurador del estado, como candidato a gobernador y como gobernador. El ha dicho que prefiere una reforma migratoria en lugar de licencias de manejo para los indocumentados?

En la conferencia de prensa de la semana pasada, el gobernador mencionó la importancia de la armonía social. Pienso que esta medida es un paso en la dirección correcta al mismo tiempo que mejorará la seguridad pública para todos los californianos. No es una alternativa para una reforma migratoria, aún la necesitaremos. Pienso que este año, el gobernador debería estar más abierto a esta idea.

El ex senador Cedillo peleó por más de una década para que se aprobara esta medida pero no lo logró. ¿Planea luchar todo el tiempo que se tome para hacer que esta iniciativa se convierta en ley?

Yo estoy presentando esta medida por los hombres y mujeres trabajadores del estado de California. Los inmigrantes son cruciales para nuestra economía. Permitirles tener una licencia, los deja continuar trabajando y contribuyendo a nuestra economía. Necesitamos darles la oportunidad de tener seguridad en la carretera cuando van al trabajo, llevan a sus niños a la escuela y hacen los mandados de la casa. Salvar más vidas al asegurarnos que los conductores tengan entrenamiento apropiado y una licencia para manejar, es un asunto por el que vale la pena pelear.

¿Estaría dispuesto a aceptar una licencia de manejo con una marca como el proyecto de ley aprobado en Illinois o basada en el Real ID, el Acta de Identificación Real?… éste último presentado por el ex senador Cedillo hace unos años pero que fracasó por no tener el apoyo de los inmigrantes.

El proceso legislativo toma 10 meses. Como todas las medidas, tengo una política de puertas abiertas. Acabamos de comenzar la conversación. Sin embargo, me aseguraré que los derechos privados de los inmigrantes sean protegidos. Espero que todos los involucrados estén dispuestos a alcanzar un consenso que beneficie a la comunidad inmigrante.

La Oficina del Gobernador no respondió a una petición de La Opinión para comentar sobre el tema.

En todos los casos, las licencias no han tenido problemas para conseguir los votos legislativos que necesita. El problema es que se atoran en el escritorio de los gobernadores en turno, ya sean republicanos o demócratas. Así que el gran reto es si este año el gobernador Jerry Brown aceptaría firmarla, cuando como procurador, candidato a gobernador y como gobernante siempre dijo que prefiere una reforma migratoria que dar licencias a los inmigrantes indocumentados.