Presionan por medidas para evitar muertes en trenes

Nueva York — Ante el incremento en el número de muertes ocurridas en el metro de Nueva York en los últimos meses, incluidas tres sucedidas en un solo día la pasada semana, crece la presión para pedir medidas para evitarlas.

El presidente del Condado de Manhattan, Scott Stringer, destacó ayer en conferencia de prensa que, de continuar al ritmo de las últimas semanas, se podría llegar hasta a 100 fallecimientos en 2013.

Ello supondría casi el doble de las 55 muertes que ocurrieron el año pasado, la cifra más alta en cinco años.

“Demasiada gente está muriendo en nuestro metro”, declaró Stringer. “Ha llegado el momento de que lleguemos a un entendimiento más profundo que explique por qué esto está sucediendo con esta regularidad, y de explorar medidas para prevenirlo”.

Debido a ello, Stringer envió una carta al inspector general de la MTA, Barry Kluger, pidiéndole una investigación más pormenorizada de las muertes ocurridas en el metro. También reclama que Kluger considere implementar programas de seguridad que han demostrado ser efectivos en otros lugares del mundo.

Entre las recomendaciones del Presidente del Condado de Manhattan, está que se instalen barreras en las plataformas y que se pongan puertas de seguridad. Reclama asimismo que se aumente la frecuencia de anuncios en varios idiomas que den cuenta de las advertencias de seguridad, y que se haga lo mismo con la señalización.

Stringer pide también que se tenga en cuenta y se evalúen los efectos psicológicos que pueden acarrear las muertes en el metro para los trabajadores de la MTA, y que haya más transparencia sobre el número de intentos de suicidio de gente que se lanza a las vías al año.