“Soñadores” con acción diferida piden servir en ejército

Decenas de “dreamers” de Nueva York y California iniciaron la campaña “Déjenos Servir”, que busca la autorización del gobierno para que “miles de jóvenes” cumplan su sueño de formar parte de la milicia
“Soñadores” con acción diferida piden servir en ejército
Hay muchos jóvenes que ahora tienen seguro social y permiso de trabajo y que están dispuestos ya a enlistarse en el ejército.
Foto: Archivo

Charlotte (Carolina del Norte) – Grupos de “soñadores” amparados bajo la acción diferida visitaron hoy diferentes oficinas de reclutamiento del país para solicitar al Gobierno que los dejen servir en las diferentes Fuerzas Armadas.

Decenas de “dreamers” de Nueva York y California iniciaron la primera etapa de la campaña “Déjenos Servir”, que busca la autorización del presidente Barack Obama y el Secretario de Defensa, Leon Panetta, para que “miles de jóvenes” cumplan su sueño de formar parte de la milicia.

“Hay muchos jóvenes que ahora tienen seguro social y permiso de trabajo y que están dispuestos ya a enlistarse”, afirmó hoy a Efe César Vargas, director ejecutivo de la iniciativa y del Dream Action Coalition.

“Con sólo una directriz del Departamento de Defensa, estos inmigrantes pueden unirse a la milicia sin la necesidad de una acción legislativa del Congreso”, apuntó.

Según Vargas, quien llegó de México a EE.UU a los cinco años de edad y se graduó con honores de la facultad de derecho de la Universidad de la Ciudad de Nueva York y sueña con ser abogado de la Marina, crece el apoyo de miembros del partido republicano y demócrata para permitir que los “soñadores” entren al ejército.

El llamado Dream Act, que fracasó en el Congreso en 2010 ofrecía la oportunidad a los soñadores para que se integraran a cualquiera de las ramas de la milicia, y según Vargas, no entiende por qué los amparados bajo el programa Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) no pueden hacer lo mismo.

El soñador recordó que el exsecretario de defensa, Robert Gates, y el general retirado y exsecretario del estado, Colin Powell, apoyaron en aquella oportunidad que los “soñadores” se unieran a las Fuerzas Armadas.

“Próximamente, daremos a conocer los nombres de nuevos legisladores que apoyan esta iniciativa y que serán claves para lograr nuestro objetivo”, acotó.

La campaña contará además con las historias de oficiales militares de diferentes ramas que apoyan a estos jóvenes en sus aspiraciones de enlistarse.

Asimismo, Vargas explicó a Efe que el 25 de noviembre de 2008, el entonces secretario de defensa, Robert Gates, firmó un memorando que autorizaba a la Fuerza Armada, la Naval y la Fuerza Área enlistar a ciertos inmigrantes con “presencia legal” en el país.

Conocido como MAVNI, el programa buscaba reclutar a profesionales de la salud o personas que dominen ciertos idiomas con opción directa a solicitar la ciudadanía sin tener primero que tramitar la residencia legal.

Hasta el pasado 17 de enero, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) había recibido unas 407.899 solicitudes de acción diferida desde que comenzó el programa en agosto pasado.

De esas, unas 102.965 han sido aceptadas y cerca de 13.000 fueron rechazadas, de cerca de un millón de jóvenes a nivel nacional que podrían beneficiarse del programa migratorio.

El USCIS aclaró recientemente que la DACA no es una vía para conseguir la residencia o la ciudadanía pero sí otorga una “presencia legal” en el país al beneficiado.

Esto en parte a la iniciativa de algunos estados como Arizona, Iowa, Michigan, Nebraska y recientemente Carolina del Norte de negar las licencias de conducir a los amparados bajo el programa migratorio.

En la página de la internet http://www.LetUsServe.org se pueden conocer las historias de jóvenes como Marisol Camacho, que anhela algún día convertirse en enfermera de la Naval, pero debido a su estatus migratorio aún no pueden “servir a mi país”.

Parte de la campaña comprende que más jóvenes indocumentados se registren para obtener el beneficio de la acción diferida.

“Creemos que la decisión de permitirnos servir y defender a nuestra nación será elogiada por la comunidad y es nuestro sueño unirnos a los miles de patriotas que han hecho una carrera militar”, añadió el soñador de 28 años.

Vargas agregó que la acción simbólica de presentarse a las oficinas de reclutadores militares se extenderá a los estados de Arizona, Texas, Oklahoma y Colorado.