Donan ropa a víctimas de Sandy

Donan ropa a víctimas de Sandy
Cientos de residentes de Brookly y otras partes de la ciudad hicieron cola en el frío para recibir los donativos de ropa de una cadena de ropa de Nueva York.
Foto: EDLP Carolina Ledezma

Nueva York — Sin importar el frío inclemente, ayer residentes de Canarsie hicieron cola para recibir miles de abrigos y ropa de invierno donados por Uniqlo, en el octavo operativo que la firma realizó en vecindarios de Nueva York y New Jersey afectados por el huracán Sandy.

“Mi esposa está embarazada y yo quería conseguirle un abrigo, pero no fue posible”, dijo el puertorriqueño John Rodríguez, cuya vivienda fue inundada durante la tormenta.

“Yo vine desde East Harlem, donde ahora vivo en casa de unos amigos, porque mi apartamento en la calle 84 fue destruido por el agua”, contó el boricua Alrich Sterling a la espera de su turno.

En la jornada, personal y clientes de Uniqlo se unieron a los voluntarios del Canarsie Recovery Center, quienes desde los días del ciclón no han dejado de asistir a las víctimas y organizar donaciones de abrigos, juguetes y comida en la zona.

Jessica Aranguiz, chileno-brasileña que labora en la tienda de la calle 34, aprovechó su día libre para participar en la acción. “Con suerte podré venir a los otros dos operativos, porque realmente esta gente lo necesita”, explicó.

Lorenza Pellegrini y su hijo Ludovico se enteraron de la iniciativa al comprar en uno de los locales de la cadena japonesa. “Esta es una buena experiencia para que mi hijo entienda que es importante ayudar a otros”, comentó la madre.

En los 10 operativos previstos se se repartirán 100,000 guardacamisas termales y 10,000 abrigos, según la vocera de Uniqlo, Sherry Perley. “En total hemos beneficiado más de 5,000 familias”. Las próxima dos jornadas serán los sábados 2 y 9 de febrero.