Liga de Quito a defender la ventaja

Liga de Quito a defender la ventaja
Néicer Reasco, talento de Liga de Quito.
Foto: ap

Río de Janeiro/EFE — El club Gremio brasileño recibirá hoy al Liga de Quito (7:00 p.m.) para partido de vuelta por la fase de repesca de la Copa Libertadores sin el portero mundialista Dida, que se lesionó, pero con el delantero chileno Eduardo Vargas, su principal refuerzo para esta temporada, desde el primer minuto.

El equipo comandado por el exseleccionador brasileño Vanderlei Luxemburgo necesita una victoria por más de un gol de diferencia para avanzar a la próxima fase debido a que sufrió una derrota por 1-0 en su visita a Quito.

El partido finalmente fue confirmado para hoy en el estadio Arena del Gremio pese a que el club brasileño intentó aplazarlo en respeto por las víctimas del incendio que dejó al menos 231 muertos el pasado domingo en Brasil, muchos de los cuales eran seguidores del equipo.

La principal baja del Gremio será Dida, el veterano exportero de la selección brasileña, que sufrió una lesión en el hombro derecho en el partido disputado la semana pasada en la capital ecuatoriana. Su sustituto será Marcelo Grohe.

En compensación, Luxembugo podrá contar desde el pitido inicial con Vargas, el delantero chileno de 23 años procedente del Nápoles italiano y que sólo fue aprovechado en el segundo tiempo en el partido de ida debido a que aún se estaba acomodando en el equipo.

“Vargas va a jugar. Él mostró en Quito que es un gran jugador y que sabe impulsar las jugadas con velocidad y habilidad. Además, es un gran finalizador”, afirmó Luxemburgo.

El chileno compondrá la pareja de ataque del club de Porto Alegre junto al boliviano Marcelo Martins Moreno, principal esperanza de gol.

El Liga de Quito, que llegó el domingo a Porto Alegre y tuvo su primer entrenamiento el lunes, intentará un empate en Brasil para garantizar su clasificación a la próxima fase de la Libertadores.

BOLIVAR ANTE SAO PAULO. El Bolívar recibirá en La Paz al Sao Paulo (7:00 p.m.) en el partido de vuelta por la primera fase de la Copa Libertadores con un esquema mucho más ofensivo que el mostrado en Brasil y con un optimismo moderado para lograr un resultado favorable.

La paliza por 5-0 recibida la semana pasada en el estadio Morumbí caló hondo en los ‘celestes’, que ahora tienen la tarea titánica de intentar revertir ese resultado para continuar con vida en la Copa.