Bloomberg niega comentario sobre trasero

Alegadamente, el ejecutivo municipal hizo los comentarios durante una fiesta navideña
Bloomberg niega comentario sobre trasero
"Pueden escribir lo que quieran, No sean ridículos. Es vergonzoso que digan eso", respondió Bloomberg a preguntas de reporteros sobre el tema.
Foto: Archivo / AP

NEW YORK — El alcalde Michael Bloomberg no está sorprendido con los esfuerzos de los periodistas de llegar al fondo con una información que circula en referencia a unos comentarios que le atribuyen al ejecutivo municipal sobre el trasero de una mujer realizados durante una fiesta navideña.

El alcalde de Nueva York dijo el jueves que nunca hizo los comentarios que le atribuye la revista New York en un artículo publicado la semana pasada. El autor de la nota, Jonathan Van Meter, dijo que tras ser presentado con Bloomberg en una fiesta reciente, éste abruptamente dijo una vulgaridad sobre el trasero de una mujer que estaba cercana a ellos.

La revista apoyó el reportaje de Van Meter y no quiso emitir más comentarios.

Cuestionado sobre el comentario en una conferencia de prensa sobre otro tema, Bloomberg dijo que él “nunca lo dijo” lo que se le atribuye.

“No se de dónde viene todo esto. Próxima pregunta”, respondió el alcalde al reportero, e inmediatamente se irritó ya que en la siguiente pregunta se le cuestionó si el supuesto comentario representaba denotaba un patrón de sexismo de su parte.”Pueden escribir lo que quieran, No sean ridículos. Es vergonzoso que digan eso”, respondió Bloomberg.

La visión del billonario de 70 años con las mujeres está bajo escrutinio mucho antes de que este se convirtiera en alcalde cuando ejecutivas de ventas de su compañía lo demandaron por acoso sexual.

Las mujeres lo acusaron a él y a otros ejecutivos de Bloomberg L.P. de hacer repetidos comentarios y avances sexuales. La compañía añadía que Bloomberg y su empresa tenía actitudes discriminatorias contra las mujeres embarazadas y las madres recientes.

Bloomberg, que tiene dos hijas, ha negado las alegaciones. Las demandantes lograron un acuerdo en el 2000.