Vía libre a huelga de choferes de buses

Vía libre a huelga de choferes de buses
Un grupo de conductores de autobuses escolares realiza una protesta por un nuevo contrato. Ayer la Junta Nacional de Relaciones rehusó finalizarla.
Foto: archivo AP

Queens — La huelga de conductores de autobuses escolares es legal, dictaminó ayer la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NRLB).

Unos 8,000 conductores de autobuses, miembros del Local 1181 de Amalgamated Transit Union, que transportan a unos 150,000 estudiantes, están en huelga desde el 16 de enero. La misma es parte de una compleja lucha laboral entre el sindicato y la ciudad de Nueva York, en la que está en peligro la seguridad de sus puestos de trabajo.

Desde hace 33 años los contratos multianuales de transporte se renuevan automáticamente y su costo ha aumentado en un 1,550%. La ciudad pagó $1,100 millones en el 2011 frente a los $71 que pagaba en 1979 cuando se incluyó por primera vez la cláusula de seguridad de los puestos de trabajo.

El año pasado el Tribunal estatal de Apelaciones dictaminó que esa garantía laboral no podía ser incluida en los contratos y la ciudad ha convocado licitaciones sin esa cláusula desde entonces obteniendo ahorros significativos. Ahora están licitando unas 1,100 rutas que sirven a 22,500 estudiantes con discapacidades y cuyo contrato caduca el 30 de junio

Ayer los abogados de la NRLB emitieron un memorándum rechazando la solicitud de 20 compañías de transporte escolar que argumentaban que la huelga era ilegal ya que no son parte de la disputa. Los empresarios solicitaban la aplicación de la legislación laboral que prohíbe a los trabajadores declararse en huelga contra un empleador secundario a fin de castigar al empleador primario. Sin embargo la NLRB dijo que esto no se aplica en este caso ya que la ciudad y las compañías de autobuses son empleadores primarios.

“Las compañías continuarán haciendo todo lo posible para que los autobuses vuelvan a circular y llevar a los estudiantes neoyorquinos a sus escuelas”, dijo Jeffrey D. Pollack abogado de la Coalición de Empresas de Transporte Escolar, que anunció apelarían la decisión.

“Espero que el alcalde reconozca el impacto de esta decisión y venga a la mesa de negociaciones con el Sindicato”, dijo el presidente del sindicato Michael Cordiello.