Cómo manejar tu cuenta para la jubilación

Guia de Regalos

Como en los últimos cuatro años muchas cuentas de retiro de empleados dieron un tremendo bajón —afortunadamente, muchas se han recuperado desde entonces— y numerosos empleadores dejaron de aportar dinero en las cuentas de sus trabajadores, muchos se preguntan si les conviene dejar de depositar en su 401(k) y han estado considerando otras otras alternativas.

Sin embargo, esa cuenta de retiro sigue siendo un tesoro y tu actitud más inteligente es mantenerla hasta tu retiro y seguir protegiéndola. En las últimas semanas la Bolsa de Valores ha tenido un maravilloso desempeño, y la parte de tu 401(k) invertida en acciones o fondos mutuos debe haber subido notablemente.

Pero si tus inversiones han bajado mucho de valor y estás muy cerca de la fecha de tu jubilación, tal vez te convenga considerar otra estrategia fuera de tu pensión que te ofrezca acceso a una cuenta, mientras le das tiempo a que se recupere tu 401(k).

Si ese es el caso, y estás por lo menos a cinco años de tu retiro, considera un Roth IRA. En un Roth, puedes acumular dinero sin tener que pagar impuestos en tus ganancias, y si mantienes tu cuenta por lo menos por cinco años y ya tienes más de 59 años y medio, no tendrás que pagar impuestos sobre ellas aún cuando uses el dinero.

Otra ventaja de un Roth IRA es que si necesitas usar el dinero que depositaste en esa cuenta, puedes sacarlo en cualquier momento sin penalidades ni impuestos. Por lo regular, si estás a un nivel de impuestos de un 28% o menos, te convendrá una cuenta Roth más que un IRA tradicional o hasta un 401(k).

En resumen: un 401(k) es tal vez la mejor opción para tu retiro si tu empleador aporta dinero en tu cuenta y si la Bolsa está en alza, como lo ha estado en las últimas semanas.