“Problemático” el arrestado por empujar a niño del techo

Vecino afirma: " "A ese muchacho yo lo he visto salir del edificio armado con cuchillos y bates para pelear con otros muchachos del barrio"

“Problemático” el arrestado por empujar a niño del techo
Desde esta azotea cayó el niño Freddy Martin, ahora hospitalizado.
Foto: EDLP / HUMBERTO ARELLANO

NUEVA YORK — Aunque la Policía informó que Freddy Martin, el niño de nueve años que alegadamente fue arrojado por el techo de un edificio de cinco pisos de El Bronx, continuaba ayer en condición crítica en el hospital New York Columbia-Presbyterian, una amiga de la familia —quien prefirió mantenerse en anonimato— reveló que supo a través del padre del menor que este fue operado de una luxación en el brazo y que se encontraba en condición estable.

El hecho ocurrió el pasado viernes, cerca de las 8:30 p.m., en el 1545 de la avenida Nelson, en El Bronx. El Departamento de Policía (NYPD) informó que arrestó a un joven de 17 años, identificado como Casmine Aska, bajo cargos de intento de asesinato.

Una fuente policial dijo que Aska, quien fue trasladado esposado al cuartel 46, primero negó haber participado en el hecho, pero luego reconoció que subió con el niño al techo mientras hablaban de videojuegos, que caminaron por el borde y que Martin trató de agarrarlo y al hacerlo cayó al vacío.

Algunos testigos dijeron que Martin gritaba “¡Detente, detente!”, cuando su vecino adolescente presuntamente lo arrastró hasta el techo y lo lanzó por el borde de la cornisa.

Otros testigos dijeron que Freddy Martin lloraba en la acera llamando a su madre, sin poder moverse.

Daniel Fermín, de 24 años, quien reside desde hace cinco años en segundo piso del referido inmueble, dijo que él acababa de llegar en un taxi al edificio cuando vio al niño tirado en la acera, y de inmediato llamó al 911.

“Yo al principio no lo reconocí, porque él es flaquito, pero a causa de la caída se había hinchado mucho y tenía un brazo desprendido del torso, como fracturado, que le colgaba del cuerpo”, dijo Fermín. “Cuando yo llegué él sólo se quejaba, pero dos personas que llegaron primero que yo me dijeron que el niño les había dicho que alguien lo había tirado del techo”, señaló.

Una fuente policial dijo al Daily News que Martin, antes de perder el conocimiento, camino al hospital en la ambulancia le dijo a la policía que él había sido tirado del techo. “El niño identificó al sospechoso”, dijo la fuente.

Fermín describió a Casmine Aska, quien reside en el cuarto piso junto con su madre y un hermano menor, como un adolescente “problemático, un dolor de cabeza para la madre, que se la pasa corriendo por las escaleras”.

“A ese muchacho yo lo he visto salir del edificio armado con cuchillos y bates para pelear con otros muchachos del barrio”, dijo Fermín, quien dijo sentirse preocupado por el hecho, “porque yo tengo niños pequeños”.

La familia de Aska no quiso formular declaraciones. El abuelo de Martin, quien se identificó como Juan, dijo que la familia está rezando por su pronta recuperación.