Se agrava el niño empujado desde azotea

NUEVA YORK — Un adolescente enfrenta cargos de intento de asesinato, después de presuntamente empujar desde el techo de un edificio de cinco pisos a un niño, que ayer se debatía entre la vida y la muerte.

Casmine Aska, de 17 años, fue instruido de cargos en la Corte Criminal de El Bronx, por cargos de intento de asesinato, dos cargos de agresión en primer y segundo grado, acción temeraria y poner en peligro la vida de un menor.

Según la acusación, Aska confesó que estaba con Freddy Martin, de nueve años, alrededor de las 8:30 p.m., en el techo del edificio donde viven, en el 1545 de la avenida Nelson, en el área de Morris Heights.

“Lo levanté de las piernas. Di una vuelta y resbalé. Freddy se cayó”, dijo Aska. “No llamé al 911, no le avisé a mi mamá. No fui a chequear si estaba bien”, lee la querella de la fiscalía.