Chile vence a faraones

Madrid/EFE — Chile logró una ajustada victoria ante Egipto por 2-1, en un encuentro disputado en el estadio Vicente Calderón de Madrid, y evidenció que aún tiene mucho que mejorar de cara a los enfrentamientos ante Perú y Uruguay de clasificación para el Mundial de Brasil 2014.

El argentino Jorge Sampaoli, nombrado seleccionador de La Roja el pasado tres de diciembre, puso en liza una alineación con sus nombres más reconocibles.

En el que es el tercer encuentro de Sampaoli al mando del combinado sudamericano -el primero, sin embargo, en el que pueden contar con los jugadores que militan en las ligas extranjeras-, el seleccionador formó un ofensivo 4-3-3, al más puro “estilo Bielsa”, técnico del que se ha confesado admirador en numerosas ocasiones.

En los partidos ante Senegal y Haití del pasado mes de enero sólo pudo seleccionar futbolistas que jugaran en la liga chilena.

Así, Sampaoli se decantó por un 4-3-3, convertible a un 3-4-3 gracias a la proyección ofensiva del lateral Mauricio Isla. La línea defensiva, de cuatro hombres, estaba formada por Isla en la derecha, Medel y el cuestionado Jara en el centro; y Rojas en el carril izquierdo.

En el centro del campo, el técnico de La Roja alineó al astro de la Juventus de Turín Arturo Vidal como volante derecho, Carlos Carmona en el centro y la joven promesa del Sevilla Bryan Rabello en el flanco izquierdo.

El ataque, tradicionalmente la línea con más calidad del los chilenos lo formaron Alexis Sánchez, Humberto Suazo y Jean Beausejour; con el jugador del Barcelona y el del Wigan surtiendo de balones al “Chupete” desde las bandas.

Egipto, siete veces campeón de África y célebre por su buen trato del esférico, dio el primer aviso del encuentro con un tiro desde la frontal del área de Abd-Rabou, que despejó muy bien a córner Claudio Bravo.

Sin embargo, la ocasión más clara para los del estadounidense Bob Bradley llegó el minuto 18, merced a una gran jugada combinada entre los delanteros egipcios, que dejó a Ahmed Temsah solo ante Bravo, que atajó muy bien el esférico.

El guardameta de la Real Sociedad, el jugador más destacado de La Roja en el partido, salvó a los suyos con tres grandes paradas en la primera parte que evitaron que los “Faraones” se adelantaran en el marcador.