Atrapado en NYC sospechoso de matar a seis en Puerto Rico

El terrible accidente en el cual habría participado Jonathan Soto Bonilla, alias “787”, ocurrió hace una semana frente al residencial El Prado
Atrapado en NYC sospechoso de matar a seis en Puerto Rico
Aunque Jonathan Soto Bonilla, alias “787” (al centro), voló a El Bronx, las autoridades lograron dar con su paradero.
Foto: INS

San Juan, 8 feb – El superintendente de la Policía de Puerto Rico, Héctor Pesquera, anunció el arresto de Jonathan Soto Bonilla, alías “787”, efectuado este viernes 8 de febrero en El Bronx, Nueva York.

Soto Bonilla es uno de los tres involucrados en el accidente que el pasado viernes costó la vida de seis personas, entre ellas cuatro niños.

Pesquera destacó que “Soto Bonilla es una de las personas sospechosas en el caso del accidente ocurrido el pasado viernes frente al residencial El Prado en Río Piedras”.

“Los ‘US Marshals’ dieron con el paradero de este individuo y lograron su arresto. Ahora comienzan los procesos para que éste sea extraditado a la isla”, informó.

La detención se da un día después de que los cuerpos de las seis víctimas fatales fueran enterrados en el Cementerio Municipal de San Juan: Laura Vivas Rodríguez, de 73 años; Anthony Saldaña García, de seis: Laura Montalvo Calderón, tres; Génesis Saldaña García, nueve; Amanda Calderón, cinco meses; y Raiza Calderón García, de 21 años (madre de la infante Amanda y de Laura).

Al accidente solo sobrevivió Yaisa Montalvo Calderón, de cinco años, quien fue sometida a una cirugía y se recupera en el Centro Médico de Río Piedras.

Los individuos se movilizaban en un automóvil conducido a exceso de velocidad por la calle Julio Andino, intersección con la carretera PR-181, en Río Piedras, cuando impactaron a las siete víctimas.

Sobre el hermetismo que ha rodeado la información del caso, Pesquera señaló que “quiero destacar que la Policía ha mantenido los antecedentes así para poder dar con el paradero de los que ocasionaron esta terrible desgracia”.

“Así haremos con todos los casos, para no afectar las investigaciones y lograr que las personas puedan ser enjuiciados y de ser hallados culpables cumplan lo requerido por la ley”, expresó el superintendente.

El jefe de la Uniformada adelantó que “aún queda trabajo por hacer, pero estoy seguro de que vamos a encontrar a los responsables de este incidente”.

Asimismo, agradeció a los ciudadanos que ofrecieron información a las autoridades: “Sin esta valiosa información no sería posible dar con el paradero de estas personas. Hoy podemos ver los resultados de la participación entre la ciudadanía y la Policía”.