Atentado terrorista en frontera turco-siria

Guía de Regalos

Atentado terrorista en frontera turco-siria
Un hombre herido camina cerca de las casillas de aduana Cilvegozu en la frontera sirio-turca, después que un carro bomba explotara en Reyhanli, Turquía.
Foto: aP

Estambul/EFE — Al menos 12 personas murieron ayer al explotar un coche cargado con explosivos,en el paso fronterizo de Reyhanli, en el sur de Turquía, informó la cadena NTV.

La deflagración tuvo lugar en un coche de matrícula siria y afectó al personal turco del paso fronterizo, así como a viajeros civiles, tanto turcos como sirios, que esperaban para cruzar la frontera.

Hüseyin Sanverdi, alcalde de Reyhanli, confirmó a la cadena CNNTürk la cifra provisional de nueve muertos y de 30 heridos, algunos de ellos muy graves, aunque fuentes hospitalarias citadas por la agencia Anadolu elevan a diez el número de víctimas mortales y a 32 el de heridos.

Cinco de los fallecidos son de nacionalidad siria y cuatro turca, aseguró NTV.

La explosión tuvo lugar en territorio turco, a unos 40 metros de la línea fronteriza con Siria, y causó un incendió que destruyó unos 15 coches, entre ellos algunos que llevaban material humanitario a Siria.

Mahmut Iri, alcalde del pueblo de Çilvegözü, en cuyas cercanías se halla el paso fronterizo, señaló al diario turco “Hürriyet” que la deflagración fue causada por un coche bomba, a todas luces un vehículo de matrícula siria que se hallaba en la zona entre el control de pasaportes turco y la frontera siria.

Refik Eryilmaz, diputado por Hatay del opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP), explicó en conversación telefónica desde el lugar de los hechos que “aparentemente explotaron dos automóviles”.

“Están quemados y se ven cuerpos destrozados en el suelo. Según los empleados de Aduanas, el coche no explotó en marcha, sino que estaba aparcado”, detalló Eryilmaz.

Añadió que no hay control excesivo sobre los coches que atraviesan el paso para ir hacia Siria y que es fácil acceder al aparcamiento entre el punto de sellado de pasaportes y la propia frontera, que es donde ocurrió la deflagración.

“En los últimos meses han robado 400 vehículos en Turquía y los han llevado a Siria, en algunos casos para montar armas sobre ellos”, se quejó el diputado.