Sucesor ‘en manos de Dios’

Guía de Regalos

Sucesor ‘en manos de Dios’
Luisa Landró trabaja en una parroquia.
Foto: EDLPCANDIDA PORTUGUES

Nueva York — El anuncio de la renuncia del Papa Benedicto XVI fue una sorpresa para los feligreses católicos.

No obstante aseguraron que llevaban tiempo preocupados por la extrema delgadez y fragilidad del Santo Padre que se había acentuado en los últimos meses.

Preguntados sobre quiénes querrían que le sucediera en la silla de San Pedro, en su mayoría no mostraron preferencias, dejándolo en manos de Dios y del Espíritu Santo.

“Eso [la elección] es inspiración del Espíritu Santo porque humanamente no podemos decidirlo. El Espíritu de Dios va a estar con ellos [los cardenales electores] y van a poner a quien va a trabajar en la iglesia para el bien de su pueblo”, respondió Agripina Núñez, una feligresa de la parroquia de Nuestra Señora de la Esperanza.

La parroquia creada por y para los hispanos y ubicada en el norte de Manhattan celebra este año el centenario de su fundación, al igual que este periódico.

“Solamente el Señor sabe a quién pondrá porque Él es el dueño de todo. A mí no me ha sorprendido su renuncia porque note que [El Papa] estaba muy delgadito. No sé qué problema tenga. Esperemos que el Señor ponga a un buen hombre y si es hispano ¡Gloria al Señor!”, declaró Sergia Tavares.

“Yo no le doy mucho pensamiento porque las decisiones de Dios son perfectas. Podría ser un africano o un hispano que esté calificado. Hasta el cardenal Timothy Dolan podría ser”, dijo Luisa Landró quien trabaja como voluntaria en la rectoría de la parroquia.

Para Julio Cesar Agustín el nuevo Papa debería ser judío “porque todo viene relacionado con el origen del Señor, como que ellos [los judíos] son los padres. El Señor era judío”.