Chavistas eufóricos por regreso del presidente (fotos)

Al grito de "¡Volvió!" y con lágrimas, los simpatizantes de Hugo Chávez le dieron la bienvenida a Venezuela
Chavistas eufóricos por regreso del presidente (fotos)
Miles de chavistas se reunieron en las inmediaciones del Hospital Militar de Caracas, donde está internado el presidente Hugo Chávez.
Foto: EFE

Caracas – Con euforia y al grito de “¡Volvió!”, el chavismo dio la bienvenida este lunes con lágrimas, un cierto sosiego y mucha esperanza a su líder, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que regresó de madrugada a Caracas luego de haber estado más de dos meses hospitalizado en Cuba sin dejarse ver.

“¡Volvió Chávez!”, escribía con tinta blanca Yahaira Regifo, una profesora de 52 años, en el cristal de cada auto que pasaba por las inmediaciones del Hospital Militar de Caracas, donde está internado el mandatario, repartiendo la “buena nueva” por toda la ciudad.

Fue al amanecer cuando la noticia empezó a circular por los distintos vecindarios de Caracas y muchos incondicionales, como Yahaira, solo esperaban a que abriera el metro a las 5:30 a.m. hora local para acercarse al centro hospitalario, al oeste de la capital, y mostrar su “amor y emoción” al mandatario.

“Yo estaba durmiendo y me llamaron unos amigos diciéndome que Chávez estaba aterrizando. Fue una emoción tan grande… yo creía que estaba soñando, pero fue real. Me emocioné demasiado, lloré, me reí, no hallaba qué hacer”, explicó a su lado Livia Correa, una jubilada de 62 años.

El corazón de muchos chavistas estaba encogido desde que Chávez anunció su recaída en diciembre y este domingo, emocionados por su sorpresivo retorno, más de uno tenía dificultades para expresarse y se limitaban a agradecer a Dios y a Cuba que el gobernante volviera a estar de nuevo en suelo venezolano.

“Qué emoción, que arrecho (fuerte), me erizo… es demasiado”, lograba pronunciar con lágrimas en los ojos Héctor Domínguez, un chófer de 47 años.

Con cánticos de “Te queremos Chávez, te queremos” o “Pensaron que no volvía, pero en la madrugada llegó Hugo Chávez Frías”, varias decenas de simpatizantes del presidente vestidos de riguroso rojo se concentraron a las puertas del hospital para estar cerca de él y algunos, incluso, con la esperanza de recibir un improvisado saludo.

“Wow, ¿te imaginas? Sería un orgullo que sacara la mano, por lo menos, para que vea toda su gente que tiene aquí esperándolo con amor”, comentaba Henrique José Mariño, un jubilado de 60 años.

La fuerte vigilancia de la Guardia de Honor Presidencial dentro y fuera del hospital militar de Caracas no dejaba dudas sobre la presencia del insigne paciente, operado por cuarta vez de su cáncer el pasado 11 de diciembre.

Y pese a las dificultades para el habla que el Gobierno ha reconocido que tiene por la cánula traqueal con la que respira, algunos esperaban “unas palabras frescas de aliento” del hombre que acostumbró al país a sus encendidos y maratonianos discursos.

“Si saliera ten por seguro que todos los que estamos aquí vamos a llorar de alegría porque son dos meses que no vemos al comandante, ni siquiera hemos escuchado su voz”, señaló Romner Cañizález, un estudiante de 21 años que sostenía junto a una compañera una gran bandera venezolana.

Aunque el regreso de Chávez no ha despejado, por ahora, los interrogantes acerca de su salud o su capacidad para gobernar, sus seguidores se aferran a la fe y se mostraban convencidos de que vino a gobernar y para quedarse.

“Yo estoy contento con el gobierno que estuvo transitoriamente, pero Chávez a partir de mañana va a tomar de nuevo las riendas del país. Imagino yo que va a empezar a girar instrucciones desde el hospital militar. ¡Chávez llegó como un buen toro a mandar!”, exclamó Manuel Montañés, un oficial de seguridad de 48 años.

Además del hospital militar, también la céntrica plaza Bolívar fue lugar de júbilo y de concentraciones chavistas este lunes, con despliegues de grandes lienzos blancos para dedicar mensajes de aliento y amor al mandatario.

“Él tiene que guardar reposo, no emocionarse”, le pedía Aidé Pereira, un ama de casa de 52 años.

El 13 de abril de 2002 el chavismo recibió al grito de “volvió, volvió” a Chávez cuando llegó en helicóptero al palacio de Miraflores rescatado por un grupo de militares dos días después de que se perpetrara un golpe de Estado en su contra.

Aunque con diferencias, este domingo la consigna volvió a sonar con fuerza en varios rincones de Caracas.

“Volvió, pero de otra manera. En 2002 fue el pueblo que lo rescató, hoy él volvió porque la mano de Dios nos lo trajo”, manifestó Ana Gloria Uribe, una jubilada de 62 años.