Auxilio para dominicanos sin trabajo ni casa en España

“Para que pasen hambre allá, que pasen hambre en su país" dijo el presidente Danilo Medina

Santo Domingo – El gobierno ordenó ofrecer asistencia gratuita a los dominicanos residentes en España, que han caído en estado de indigencia como consecuencia de la crisis económica que afecta a al país y otras naciones europeas.

El presidente Danilo Medina instruyó al embajador César Medina, al cónsul en Madrid, Frank Bencosme, y al diputado de ultramar Marcos Cross, visibilizar el retorno al país de los dominicanos desempleados, sin vivienda ni posibilidad de encontrar colocación laboral.

Se calcula que cerca de 120 mil dominicanos viven en España, incluyendo las islas de Tenerife y Mallorca.

La mayor concentración de dominicanos se encuentra en Madrid y Barcelona, las comunidades más afectadas por la crisis económica que entra ya en su quinto año y que mantiene en paro a más de seis millones de personas, 26% de la población económicamente activa.

Entre los inmigrantes, sin embargo, el índice de desempleo llega hasta al 70%, ya que la mayoría de éstos trabaja en construcción, una industria totalmente paralizada en España.

“No podemos permitir que nuestros compatriotas caigan en la indigencia extrema, que deambulen mendigando por las calles de las ciudades europeas…”, dijo el presidente Medina.

“Para que pasen hambre allá, que pasen hambre en su país. Y en su país no van a pasar hambre porque el dominicano es generoso y le pasa un plato de comida al vecino necesitado”, agregó el mandatario.

En atención a esa promesa, el Presidente estableció diversas iniciativas que permitan la repatriación voluntaria de los dominicanos en extremas necesidades, sin trabajo y vivienda.

De inmediato, el embajador César Medina, el cónsul y el diputado Cross iniciaron gestiones con el empresario Juan José Hidalgo, propietario de la línea Air Europa, que tiene 10 vuelos semanales a la República Dominicana, para dar seguimiento a la orden presidencial.

Se establecieron propuestas compensatorias mediante las cuales el estado absolverá parte del costo de los boletos aéreos, una vez se demuestre que los beneficiarios entran en la categoría de indigentes extremos y sin posibilidad de costear su retorno al país.