Exilio critica los ascensos en Cuba

Exilio critica los ascensos en Cuba
Miguel Diaz-Canel
Foto: AP

Miami/EFE — Varias organizaciones del exilio cubano en Miami (Florida) acogieron ayer con una “muy tímida” expectativa la promoción de Miguel Díaz-Canel a primer vicepresidente de la isla, aunque opinaron que no significa que la transición política haya comenzado.

“La transición política va a comenzar en Cuba cuando realmente haya una transición de poder, una sustitución del régimen castrista de los hermanos Castro, Raúl y Fidel”” afirmó el titular de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), José “Pepe” Hernández.

Se trata, ciertamente, prosiguió, de “una señal, pero esta señal ya la hemos visto anteriormente”, por ejemplo con la elección de Carlos Lage como vicepresidente del Consejo de Estado, “quien fue defenestrado en un momento determinado”.

El presidente cubano, Raúl Castro, fue ratificado el domingo pasado en la Asamblea Nacional, en la que solo hay representantes del Partido Comunista, el único legal, para su segundo y último mandato de cinco años, que se inició con la elección de Díaz-Canel, de 52 años, como primer vicepresidente.

Una ratificación que, para Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, resulta “preocupante” tras 54 años en el poder de los hermanos Castro sin que se haya atisbado “señales de reformas significativas para darle al pueblo democracia”.

En opinión de Orlando Gutiérrez, director del Directorio Democrático, carece de valor tanto el ascenso a la cúpula gubernamental de Díaz-Canel como el anuncio de Raúl Castro de retirarse en 2018.

“Mientras exista en Cuba el partido único, la supresión de las libertades y derechos fundamentales, la policía política y una familia controlando al país no habrá cambio real”, puso de relieve Gutiérrez.

En ese sentido dijo que Raúl Castro “promete una vez más un fin a su mandato que nunca llega.”