‘Secuestro fiscal’ afectará a víctimas de Sandy

Piden al Congreso llegar a un acuerdo antes del viernes para mantener ayuda federal

‘Secuestro fiscal’ afectará a víctimas de Sandy
La gente que fue afectada por el huracán Sandy —como ésta en Lindenhurst, N.Y.— perdería partidas para reparaciones si no se llega a aprobar un paquete de medidas en la Cámara de Representantes.
Foto: AP

NUEVA YORK — Varios congresistas y los dos senadores que representan a Nueva York pidieron al Congreso que llegue a un acuerdo antes del viernes para evitar el secuestro fiscal, ya que lo contrario dicen traería consecuencias devastadoras para el estado neoyorquino.

El secuestro fiscal – que entraría en efecto el 1 de marzo si la Cámara de Representantes no negocia otro paquete de medidas para reducir el déficit – supondría la implementación de recortes en varias áreas del estado, como la salud y la educación pública.

Además, llevaría a recortar $3 mil millones en ayuda federal a las víctimas del huracán Sandy y $27 millones al programa James Zadroga, que otorga compensaciones a todos aquellos que desarrollaron enfermedades después de participar en las tareas de reparación y rescate tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

“Nada ejemplifica mejor este intento desequilibrado de reducir el déficit que pedir a nuestro héroes que ya han sacrificado tanto, que se sacrifiquen otra vez”, declaró ayer en conferencia de prensa la Senadora Kirsten Gillibrand. “Nuestros héroes del 11 de septiembre que respondieron al llamado del deber deberían ser tratados con la misma dignidad que nuestros veteranos”.

Gillibrand, el Senador Charles Schumer y los congresistas Jerrold Nadler, Peter King y Carolyn Maloney, reclaman que los programas de salud destinados a los trabajadores del 11 de septiembre entren en la lista de programas federales de compensación inmunes a los recortes presupuestales.

Hasta 150 programas federales —incluidos los que ayudan económicamente a los veteranos de guerra y los de las pensiones para antiguos presidentes— no serían afectados por los recortes, y las asociaciones de trabajadores y víctimas de los atentados piden el mismo tratamiento.

“Estos recortes afectarían al tratamiento médico que reciben hoy día miles de sobrevivientes y trabajadores del 11 de septiembre”, dijo el doctor Jim Melius, presidente del WTC Medical Program Steering Committee. “Muchas de estas personas sufren enfermedades graves que requieren de caros medicamentos y tratamientos, y carecen de un seguro o de otros recursos para costeárselos por sí mismos”.

La oficina del congresista José Serrano también ha distribuido —basándose en la información que ha dado la Casa Blanca— una lista con las áreas del estado que se van a ver más afectadas por los recortes en caso de que entre en vigor el secuestro presupuestario.

Dicha lista revela que la educación primaria y secundaria de Nueva York sufriría especialmente, ya que perderían aproximadamente $42.7 millones en fondos, poniendo el peligro el trabajo de unos 590 profesores.

“Ahora que he visto los efectos que tendría el secuestro fiscal sólo en el estado de Nueva York, puedo decir que afectará severamente a nuestras comunidades”, afirmó Serrano. “Me preocupan las familias trabajadores que cuentan con la ayuda del gobierno para muchas cosas”.

—Más información en la pág. 6