‘Policía caníbal’ vendería a sus víctimas por $6,500

Gilberto Valle supuestamente planeaba violar, torturar, matar y comer a más de 100 mujeres
‘Policía caníbal’ vendería a sus víctimas por $6,500
El exagente de la Policía de Nueva York, Gilberto Valle, enfrenta un juicio.
Foto: Archivo

Manhattan — Tres de las potenciales víctimas del apodado “policía caníbal” testificaron ayer en la corte en el segundo día del juicio.

Gilberto Valle, de 28 años, supuestamente planificaba secuestrar, violar, torturar, matar y comer a más de 100 mujeres. Unas estaban destinadas a ser sus víctimas personales, otras planificaba vendérselas a otros hombres con los que mantenía negociaciones por internet para que hicieran con ellas sus monstruosidades a cambio de una tarifa que iba desde $1,500 a $6,500.

Algunas de esas conversaciones electrónicas fueron mostradas durante el interrogatorio del agente especial del FBI Corey Walsh.

El agente obtuvo las mismas de las computadoras de Valle, una vez que su esposa, también potencial víctima, descubrió sus planes y le denunció. Walsh informó de la existencia de unas 2,000 comunicaciones escritas en las que separó las que parecían reales de las que eran fantasía.

“Las reales eran cuando decía sus nombres, la dirección…” declaró el agente. En ellas se habla de las características de esas mujeres e incluso facilita fotos de ellas al comprador.

“Su familia no es del área, podemos secuestrarla”, dice de una. De otra que “está casada y es por eso que será mas difícil de conseguir”… De una tercera que “tiene 26 años, es profesora pero también es madre, no sé si eso te resulta conveniente”.

Entre sus intercambios le preguntan “Dime ¿Cómo va a ser su calvario?. La vamos a atar, la violaré y después la estrangularemos. Si quieres puedes verla después de que salga de la escuela porque las fotos no la hacen justicia”.

Una de las tres mujeres que testificó ayer ni siquiera conocía a Valle, nunca le había visto ni intercambiado comunicación alguna con él. Las otras dos habían sido compañeras de estudios, una en la escuela secundaria, y otra en la universidad y seguían en contacto con él a través de Facebook y mensajes de texto.

Esos mensajes electrónicos fueron mostrados ayer durante los interrogatorios y en ellos Valle proponía encontrarse con ellas, hacía planes para verse y les pedía su dirección.

“No me sonó extraño entonces, aunque en esa época no estábamos muy en contacto”, dijo la que fue su compañera de escuela secundaria y actualmente empleada en la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY).

La abogada de Valle, Julia L. Gatto resaltó en su interrogatorio los muchos años que ambas mujeres le conocían, que nunca tuvieron problemas con él ni supieron de nadie que los tuviera.

Mientras el jurado tomaba el receso del almuerzo el juez Paul G. Gardephe, el fiscal Randall W. Jackson y la abogada Gatto volvieron a debatir la decisión del juez del 13 de febrero de no admitir a juicio la conversación que Valle tuvo con uno de sus cómplices sobre comerse a unos niños de 5 años.

El fiscal quería incluir dicha conversación como prueba de que los planes contra las mujeres eran reales, no una fantasía, como alega la defensa. “En la conversación Valle dice: ´No, yo no haré nada con un niño´ y eso invalida que vaya a haber prejuicio”, argumento el fiscal.

El juez mantuvo su decisión de no incluirla en el juicio por considerar que es un material inflamatorio que podría prejuiciar al jurado impropiamente, cuando no existen cargos contra él por los niños ya que dice repetidamente que no a su cómplice.

Sin embargo el fiscal insistió que su analogía está basada en una situación real en la que hablan de una mujer que solía traer con ella a su hijo y a la que planificaban secuestrar, violar, torturar… y comerse a su hijo. Sin embargo al negarse “Su co-conspirador le dice ´¿vas en serio?´. Sí, responde. Están hablando de algo que están deseosos de realizar”, afirmó el fiscal quien volverá a tratar de que el juez revise su decisión.