Familiares critican sentencia contra detective

Familiares critican sentencia contra detective
Familiares de la víctima atrepellada por el detective estuvieron en desacuerdo con la sentencia.
Foto: EDLP / Humberto Arellano

Bronx – El detective ya retirado que mató a una anciana cuando fuera de servicio conducía ebrio un vehículo policial fue condenado ayer a un mínimo de tres años de cárcel y un máximo de nueve.

Kevin Spellman, de 45 años, había sido declarado culpable en diciembre de homicidio involuntario en segundo grado por la muerte de Drane Nikac, 66, a la que atropelló el 30 octubre del 2009 al saltarse una luz roja en el cruce de la calle 232 y la Avenida Kingsbridge.

Además de no respetar la luz de tráfico otras pruebas que llevaron a su condena fue que cinco horas después del accidente su nivel de alcohol en sangre era el triple del límite legal. Asimismo se encontraron latas de cerveza con sus huellas dactilares en el interior del vehículo.

En una sala abarrotada por la presencia de familiares de la víctima y familiares y colegas de Spellman el condenado con la voz quebrada se disculpó con la familia de la víctima asegurándoles que su mayor angustia es que no puede hacer nada para cambiar lo sucedido.

La familia de la víctima se mostró en desacuerdo con la sentencia diciendo “Si eres un ciudadano recibes una sentencia de entre cinco y 15 años, pero si eres un policía recibes una rebaja”.

Por el contrario, el abogado de Spellman, Peter Brill, calificó la sentencia “de dura” ya que su cliente había sido exonerado de los máximos cargos. Asimismo dijo que desde que sucedió el accidente hasta ahora había pasado por unos años de auténtica tortura. “Él ha aceptado su sentencia, estaba totalmente preparado para ello”, declaró.