Crisis Group presenta informe sobre narco en México

La organización internacional señala los retos que enfrenta el gobierno de Enrique Peña y las fallas de sus predecesores.
Crisis Group presenta informe sobre narco en México
Peña deberá capturar líderes de cárteles, afirma Crisis Group.
Foto: Archivo

La organización International Crisis Group (ICG) presentó su informe “El desafío de Peña Nieto: los carteles criminales y el Estado de Derecho en México”, en el cual destaca los acuerdos logrados por el nuevo presidente de México con los partidos políticos y la necesidad de seguir el plan de prevención del delito.

El documento de cerca de 50 páginas hace un recuento de las diferentes acciones que han llevado los últimos tres gobiernos mexicanos, incluído el actual, así como de las muertes en el país adjudicadas a esta lucha.

La investigación señala la importancia de que Peña Nieto mantenga el plan de seguridad que anunció al inicio de su mandato para no acer en discordancias como ocurriera con Vicente Fox y Felipe Calderón, sus antecesores.

El informe, primero presentado por la Organización, señala que si bien México es la décimo cuarta economía a nivel mundial, también presenta uno de los peores casos de violencia a nivel mundial.

El análisis pondera lo que llama el “desafío titánico que México enfrenta” y lo separa en dos vertientes, el primero, según versa, es la presión que enfrenta para detener el flujo de drogas hacia los consumidores en Estados Unidos.

La segunda es la interna en la cual señala que se deben reducir los homicidios, los secuestros y la extorsión por parte de organizaciones criminales financiadas principalmente por el tráfico ilícito de drogas.

También señala que sin reformas institucionales, “los esfuerzos por combatir la violencia no serán eficaces. En cambio con reformas, apoyadas por programas destinados a los más pobres, hay esperanza para acabar con este devastador problema”.

El documento también especifica la importancia de detener a los cárteles criminales y da suma importancia a la urgencia de que Estados Unidos controle el flujo de armamento hacia la frontera sur con el fin de debilitar al crimen mexicano.