Jornaleros denuncian abusos de la Policía

Señalan que son castigados con multas cuando esperan por un trabajo

Jornaleros denuncian abusos de la Policía
El estacionamiento de Home Depot en Queens, lugar donde han multado a varios jornaleros que buscaban empleo.
Foto: EDLPGLORIA MEDINA

Nueva York — Día a día, un grupo de jornaleros llega al estacionamiento de Home Depot en Queens con la esperanza de conseguir trabajo, pero en vez de eso terminan con multas policiales.

“Venimos a trabajar honestamente, pero no sólo tenemos que arriesgarnos a que los que nos contraten y no nos paguen, sino a que la Policía llegue y nos dé tickets”, dijo José Amendaño, un ecuatoriano que fue multado el 13 de marzo por estar en el estacionamiento de Home Depot, ubicado en el 50-10 de la Northern Blvd, en Queens.

La multa no tiene cantidad específica, sino que es una citación para comparecer ante un juez el 23 de mayo.

Amendaño, de 36 años, no ha sido el único en recibir una multa. Es una situación que se ve en otros sitios de la ciudad de Nueva York, según Roberto Meneses, organizador de Jornaleros Unidos de Woodside.

“Sucede en la tienda de Stop and Shop y en una gasolinera en Nueva Jersey”, indicó Meneses, “Esto es como una forma de castigarlos. Esto los perjudica mucho porque no hay mucho trabajo y encima tienen que pagar por buscar trabajo. Además, les crean un historial criminal porque muchos son arrestados y les inician un proceso de inmigración”.

Según Meneses, en Nueva Jersey les ponen multas de $50 y $60, pero en Nueva York los mandan a la corte y el juez es quien decide cuánto tienen que pagar o a veces les perdonan la multa.

Stephen Holmes, vocero de Home Depot, indicó que “en general tenemos una política en todas nuestras sucursales y es que no permitimos el solicitar trabajo de personas, pero la norma no se restringe sólo a eso, tampoco se permite a ninguna organización de caridad o sin ánimo de lucro que no estén afiliadas a nuestra cadena, venda algún producto, como galletas o bizcochos”.

La ley 140.00 del código penal del Estado de Nueva York establece como “traspaso o allanamiento de morada” a una persona que entre a una propiedad privada sin autorización del propietario sin importar el motivo. La persona puede ser multada o arrestada

Ady Barkan, abogado de la organización Center para Democracia Popular, explicó que la Policía no podía ir simplemente a arrestar a las personas porque es un lugar público.

Una fuente policial indicó que el NYPD no envían a los agentes a dar multas, sino que tienen que ser llamados por el dueño de la propiedad o gerente del local para que la Policía vaya al sitio y aplique multas a los intrusos.