Médico rechaza que su ‘lipo’ matara a hispana (fotos)

Oleg Davie no tomó en cuenta que la paciente se había realizado un trasplante de corazón

Médico rechaza que su ‘lipo’ matara a hispana (fotos)
El Dr. Oleg Davie (derecha) con su abogado James DiPietro ayer en la corte, donde fue acusado por la muerte de Isel Pineda.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

Brooklyn — El doctor Oleg Davie se declaró “no culpable” de homicidio en el caso de la paciente hispana Isel Pineda, a quien le practicó una liposucción.

Oleg Davie, de 51 años, realizó el 10 mayo de 2012 una liposucción a Isel Pineda, 51, y tras su muerte eliminó la información de su trasplante de corazón y los medicamentos que tomaba del historial médico proporcionado por la paciente.

La fiscal Eileen Ayvazian indicó que la Oficina del Examinador Médico había reclasificado la causa de la muerte de “indeterminada” a “homicidio en segundo grado”, lo que está penado de 13 a 34 años de cárcel.

“Cualquier profesional médico sabe que si un paciente ha tenido un trasplante de corazón, evidente por la cicatriz que les queda en el pecho, no deben realizarles liposucción o procedimientos similares”, dijo el fiscal Charles J. Hynes.

James DiPietro, abogado de Davie, informó que la liposucción que se hizo no es la tradicional, sino con rayos láser y anestesia local, pudiendo realizarse a pacientes con trasplante, resaltando que Pineda tenía implantes de pecho que son con anestesia general.

DiPietro mencionó dos informes de expertos, contratados por su cliente, en los que la muerte se califica como accidental.

“La autopsia descubrió que su corazón estaba atascado 90% y lo que sucedió pudo pasar independientemente del trasplante”, indicó DiPietro.

Sobre la falsificación del historial médico, DiPietro lo justificó porque cuando las personas caen presas del pánico cometen errores, “pero lo que está en juicio es si hubo homicidio o no”, resaltó.

En la mañana, Marni Pineda, hermano de la víctima, la describió como una mujer llena de vida, adicta a su trabajo en el mundo de las ventas al por menor. “Disfrutaba la vida incluso antes del trasplante y cuando tuvo su segunda oportunidad [2004] aprovechó aún más la vida”, afirmó Marni.

Las fotos de Pineda muestran una mujer en buena forma física, 5’9″ de altura, 130 libras de peso, que no aparentaba su edad.

“Hoy en día todo el mundo se concentra en mejorarse, especialmente cuando se hace publicidad sobre lo fácil que es el procedimiento”, denunció Jeffrey Myor, exesposo de Pineda.

Las investigaciones descubrieron que el Departamento de Salud le había restringido a Davie el ejercicio de la profesión limitándole a la medicina cosmética en el 2011 y tras el suceso se le retiró la licencia el 7 diciembre 2012. El Doctor permanece en libertad tras pagar la fianza impuesta de $175 mil.