Béisbol y Sóftbol unen sus destinos

LA HABANA/AP — El cubano Antonio Castro, hijo del ex presidente Fidel Castro, resultó electo vice presidente de la Federación Internacional de Béisbol (IBAF) en el Congreso que se celebró en Tokio ayer y en el que el italiano Riccardo Fraccari salió de nuevo como presidente.

Fraccari, al frente de la IBAF desde el año 2006, fue “reelegido sin oposición” para los próximos cuatro años, informó el sitio digital Jit.

Castro quedó como tercer vicepresidente, el mexicano Alonso Pérez, primero y el taiwanés Tom Peng, segundo, en tanto el puertorriqueño Israel Roldán, es el Secretario General, de acuerdo a la publicación oficial del deporte cubano.

En este Congreso el béisbol y el softbol unirán sus destinos con el nacimiento de la Confederación Mundial de Béisbol y Sófbol (WBSC, las siglas en ingles), una fusión que tiene como objetivo duplicar los esfuerzos para lograr el regreso de esas dos disciplinas a los Juegos Olímpicos.

El béisbol y el sofbol quedaron fuera del programa olímpico de Londres (2012) y tampoco lo estarán en Río (2016), sin embargo todavía pueden postular para ser incluidos en la cita de 2020 cuya sede se definirá en septiembre próximo.

Cuba, país donde el béisbol es el deporte rey, ostenta tres títulos olímpicos (1992, 1996 y 2004) y dos subtítulos (2000 y 2008).