Obama fue el primero en respaldarlo

WASHINGTON — El presidente Barack Obama respaldó el proyecto de ley de reforma migratoria que ha negociado durante meses y ha divulgado hoy el “Grupo de los ocho” del Senado, y pidió su pronta aprobación, al asegurar que es un plan “consensuado”.

Obama se reunió a puerta cerrada con los senadores John McCain y Charles Schumer, dos miembros del “Grupo de los ocho”, que ultima el lenguaje técnico del ambicioso plan antes de introducirlo formalmente en el proceso legislativo.

“Insto al Senado a que avance pronto en este proyecto de ley y, como les dije a los senadores Schumer y McCain, estoy dispuesto a hacer lo que sea para asegurar que la reforma migratoria integral se convierta en realidad tan pronto como sea posible”, dijo Obama.

Según Obama, el proyecto de ley “claramente es uno consensuado, y nadie obtendrá todo lo que quiere, incluyéndome a mí. Pero es en gran medida consecuente con los principios que reiteradamente he presentado para una reforma migratoria”.

La iniciativa continuará fortaleciendo la seguridad fronteriza y sancionará a empresas que a sabiendas contraten a trabajadores indocumentados, además de que abre una vía para que los once millones de indocumentados “se ganen” la ciudadanía, señaló Obama.

Además moderniza el sistema de visas para permitir la reunificación familiar y atraer a emprendedores e ingenieros extranjeros altamente cualificados “que ayudarán a crear trabajos bien remunerados y a que crezca nuestra economía”, precisó.