Cacería de terrorista pone a miles bajo “arresto” en Boston (fotos)

Residentes de Watertown hasta Cambridge han vivido este viernes encerrados y con terror a lo que pueda ocurrir

WATERTOWN, Massachusetts, EE.UU. — La policía ordenó paralizar el tránsito en Boston y sus alrededores hoy, en busca de uno de los sospechosos de los atentados del maratón, luego de que el otro murió baleado en un enfrentamiento con la fuerza pública.

Horas antes los dos sospechosos habían matado a un policía y lanzaron explosivos a una patrulla durante su fuga en una larga noche de violencia tras la cual uno quedó muerto y el otro huyó.

Miles de agentes llenaron las calles en una cacería que prácticamente paralizó esa ciudad.

Los sospechosos fueron identificados por las autoridades y por familiares como los hermanos Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev, de la región rusa de Chechenia, que ha sido plagada por una rebelión extremista islámica que ha lanzado una serie de ataques con bombas y secuestros en Rusia. Los hermanos vivían cerca de Boston y habían estado en Estados Unidos por cerca de una década, dijo un tío.

Tamerlan Tsarnaev, un joven de 26 años conocido por el FBI como sospechoso número 1 y que fue visto en imágenes de seguridad luciendo una gorra negra en la escena de las explosiones, murió en un encuentro con las autoridades por la madrugada. Su hermano Dzhokhar, de 19 años, llamado sospechoso número 2 y visto con una gorra blanca, se escapó.

Los funcionarios del orden hablaron a condición de anonimato por tratarse de información delicada.

Las autoridades en Boston suspendieron todo el transporte público y llamaron a alrededor de un millón de personas en la ciudad y algunos de sus suburbios a permanecer resguardados, mientras proseguía la búsqueda del sospechoso número 2. Se pidió además a los negocios que permaneciesen cerrados. Personas que esperaban en estaciones del metro y paradas de autobuses recibieron instrucciones de regresar a sus casas.

Desde Watertown hasta Cambridge, equipos especiales de la policía, francotiradores y agentes del FBI con vehículos blindados rodearon varios edificios, mientras helicópteros de la policía sobrevolaban.

“Consideramos a este hombre (Dzhokhar) un terrorista”, dijo el comisionado de policía de Boston Ed Davis. “Pensamos que es alguien que vino al país a matar“.

Las explosiones del lunes en el maratón de Boston mataron a tres personas e hirieron a más de 180, arrancando piernas con metralla y creando inmediatamente temores de otro ataque terrorista en suelo estadounidense.