Cáscara dominical en canchas del Barrio

Cáscara dominical en canchas del Barrio
Cada domingo inmigrantes latinoamericanos organizan partidos de basquetbol en las canchasde White Park en El Barrio.

Nueva York — No sólo de fútbol vive el hombre, también vive de basquetbol.

Contrario a lo que muchos piensan, algunos inmigrantes latinoamericanos prefieren jugar el deporte ráfaga que el deporte de las patadas.

La prueba de esto se encuentra cada domingo por ahí del medio día en las canchas de White Park, en la calle 106 y Lexington Avenue, el mero corazón del Barrio, donde se juntan decenas de jugadores y espectadores que disfrutan de los partidos amistosos , conocidos como ‘cáscaras”, que ahí se improvisan durante varias horas.

“Yo practiqué el fútbol en mi país, pero no le encontré pasión y además me torcí los tobillos y eso no me gustó. Así que desde chiquito comencé a jugar basquetbol, que me gusta más porque es un deporte en el que sudas y usas todo tu cuerpo”, dijo el nicaragüense Christopher Mercado.

Aunque la ciudad está inmersa en la fiebre de la NBA gracias a que los Knicks y los Nets ganaron sus respectivos encuentros de playoffs, los partidos en el parque White son más importantes.

La cáscara dominical es para estos basquetbolistas la mejor manera de pasar el único día que tienen libre.

“Está mejor venir aquí que estar encerrado en mi apartamento. Aquí veo las cáscaras y tomo el aire. Ahora no juego porque me lastimé la rodilla, pero me gusta más el basquet que el fútbol”, dijo el mexicano Silviano Isidoro.

Los partidos se juegan a 10 canastas con cinco jugadores por equipo. La ‘reta’ es la quinta que espera turno para enfrentar a los que ganen el encuentro.

Y mientras esperan se unen a los espectadores que gritan, festejan y presionan a los jugadores.

“¡Ese es mi compadre!” se escucha después de que alguien encesta.

“No fue falta, de verdad que no”, es el grito luego de que se canta un foul.

Cada bola se pelea fuerte, pero la rivalidad acaba al terminar el partido.

“Yo me divierto aquí porque juego con mis amigos, por eso vengo cada domingo”, dijo José Chicanito, otro mexicano basquetbolista.

A pesar de encontrarse en Nueva York, donde los Nets y los Knicks son buenas noticias estos días, algunos de estos seguidores del deporte de las canastas simpatizan con otras playeras.

“Yo le voy a Oklahoma con Kevin Durant. Yo no sigo a los Knicks o a los Nets porque no me gustan”, comentó Melitón Flores, mexicano que juega basquetbol desde hace cuatro años.

Pero eso no tiene importancia, porque Flores está a punto de jugar su tercer partido de la tarde y disfrutar así de la cáscara de todos los domingos.