Celulares son la gran revolución de la banca móvil

Sigue a El Diario NY en Facebook
Celulares son la gran revolución de la banca móvil
Una persona habla por su celular, mientras lo carga en una fuente de energia portatil.
Foto: efe

México — Los más de 100 millones de teléfonos celulares que existen en el mercado mexicano tienen el potencial de convertirse en Terminales Punto de Venta (TPV) para realizar pagos de productos y servicios mediante tarjetas de crédito o débito, lo cual revolucionará la forma de realizar transacciones vía electrónica.

De acuerdo con un estudio de Juniper Research, en 2013 se estima que 530 millones de personas a nivel global usarán algún tipo de banca móvil; en contraste con los 300 millones de usuarios registrados en 2012, lo que significa que la demanda de este tipo de servicios creció 98.2% en tan sólo 12 meses.

En opinión del gerente de Banca y Cómputo Móvil de Praxis, Carlos López Gallegos, el uso de los dispositivos de comunicación como medio de pago electrónico representa una ventaja frente a otros instrumentos como las TPV, pues las comisiones que exigirá el uso de los teléfonos serán mucho más competitivas.

“En la actualidad, el uso de una TPV entre los prestadores de servicio y comercios exige un pago promedio a las instituciones financieras de 2.0 a 5.0%, en el caso de los celulares buscaremos un nivel mucho más competitivo que puede llegar a una escala intermedia de 3.0%”, resaltó.

En el mercado nacional el potencial se extiende a las más de cuatro millones de pequeñas y medianas empresas (Pymes) que requieren realizar transacciones en forma electrónica, lo mismo que un número indeterminado de agentes económicos ubicados en la economía informal, que tendrían en la telefonía un gran aliado para concretar cobros y pagos.

En el periodo, según este indicador realizado por la Cofetel, se registró un efecto favorable por la reducción del precio promedio por minuto, en el que el mayor operador de telefonía móvil reportó una disminución de 19.7% , lo cual contribuyó a incentivar el crecimiento del tráfico.