El drama continúa

Atlante vence a Puebla y Querétaro aún tiene vida
El drama continúa
Paredes festeja uno de sus dos goles de ayer al Puebla mientras el 'Mostro' reclama a su defensa.
Foto: MEXSPORT

CANCÚN, México (NTX).— Puebla se encargó de darle una semana más de vida a Querétaro luego de caer ayer 2-0 ante Atlante, con lo que la lucha por el no descenso se pone al rojo vivo, en duelo que cerró la actividad de la fecha 15 del Torneo Clausura 2013.

Los goles fueron obra del chileno Esteban Paredes, a los 11 y 88 minutos. Con este resultado, los Potros llegaron a 13 puntos, y los de La Franja se quedaron con 15, además de quedar a seis de Gallos Blancos (21), cuando faltan seis por disputarse.

Errores puntuales del portero Alexandro Álvarez y de su cuadro bajo, así como un inoperante ataque, tienen a los Camoteros en vilo, obligados a sumar un punto de los seis que restan porque de otra forma, combinado con lo que haga Gallos Blancos, podrían jugarse la vida en la última fecha en la mismísima Corregidora.

Los poblanos sabían que la desesperación no debía estar de su lado, sin embargo, un error infantil de Alexandro Álvarez permitió a los de casa tomar la ventaja.

Todo se originó en un cabezazo que no llevaba nada, sin embargo, el “Mostro” dejó el esférico a la deriva para que Paredes apareciera y empujara el balón al fondo del arco poblano para poner el 1-0, al 11′.

La visita reaccionó bien, a tal grado que estuvo cerca del empate, pero Alberto Medina, de manera increíble, regaló el balón a Jorge Villalpando cuando tenía para fusilarlo.

Puebla se mostraba más peligroso en cada momento y la zaga, así como el travesaño, se convirtió en factor al evitar el empate de manera consecutiva, al minuto 28.

Atlante tuvo la ocasión para aumentar la ventaja en un gran balón filtrado de Diego Jiménez para Alberto García, quien solo, y de frente a Álvarez, cruzó demasiado su disparo.

Conscientes de que perder les complicaba en demasía, el técnico Manuel Lapuente no tuvo más remedio que irse con todo al frente, por lo que ordenó el ingreso del estadounidense DaMarcus Beasley.

Parecía que Atlante sería incapaz de aguantar esta presión, sin embargo, a falta de dos minutos para el final, la mala marca de Puebla en un tiro de esquina por derecha le permitió a Esteban Paredes levantarse para conectar un sólido cabezazo y batir a Álvarez, para amarrar este triunfo que sin duda los ayuda para el porcentaje del próximo año.