Barsa en ‘misión imposible’

Barsa en ‘misión imposible’
Las posibilidades de remontar del Barcelona ante Bayern de Munich en la Liga de Campeones pasan por un Lionel Messi (centro) con buena salud.
Foto: ap

Barcelona/efe — Como si de una pirueta circense se tratara, el Barcelona intentará hoy ‘el más difícil todavía’ para darle la vuelta a una eliminatoria ante el Bayern de Múnich que tiene muy cuesta arriba, tanto como los cuatro tantos encajados en la ida.

El decepcionante partido en la ida de semifinales de la Liga de Campeones, sumado con los errores arbitrales, han dejado al Barcelona con muy pocas opciones en una competición en la que ha tenido que remar a contracorriente desde que empezaron las eliminatorias ante Milan y el PSG.

El espíritu de una hipotética remontada está latente, aunque el Barça no está en la mejor situación. Es una cuestión física y competitiva, pero también psicológica, y si los de Tito Vilanova fueron capaces de remontar un 2-0 ante el Milan se sienten con fuerzas de dar nuevamente la campanada, aunque el Bayern sea un equipo con mucha más entidad que los lombardos.

Si los azulgranas quieren pensar en positivo recordarán el 4-0 con el que el Barça derrumbó al Bayern en su última visita en el Camp Nou, una campo maldito para los muniqueses, donde perdieron una final de la ‘Champions’ en los minutos añadidos ante el Manchester United (2-1).

En sus últimos diez enfrentamientos ante rivales alemanes en casa, el Barça ha sumado otras tantas victorias, las más contundentes ante el Bayer Leverkusen (7-1 en la 2011-12) y el Sttutgart (4-0, 2009-2010), además de la referida frente al Bayern en 2008-09.

Para que todo fluya, Leo Messi debe estar a su mejor nivel. El argentino, recién recuperado de una lesión muscular en Múnich, apenas brilló en el Allianz Arena. Pero desde entonces, el argentino ha mejorado mucho físicamente, tal y como lo demostró en la media hora que tuvo en San Mamés.

El Barça necesita a Messi y también que aparezcan acompañantes como Andrés Iniesta o Xavi Hernández. La principal duda estará en ataque. Después de que Cristian Tello se quedara en la grada en Múnich, el delantero podría ofrecer desequilibrio en la banda, una alternativa al previsible ataque de los azulgranas en la ida.

“Si hay algún equipo capaz de remontar un 4-0 es el Barcelona”, ha advertido el extremo holandés Arjen Robben.