Queso fundido para dos gustos

Queso fundido para dos gustos
El chef Antelmo Ambrosio sirve su receta con salsa verde y tortillas.
Foto: edlpFotos: liseth perez-almeida

Nueva York — A propósito de la celebración del Cinco de Mayo, no pararemos de ver el desfile de pequeños sartenes de hierro chispeantes, donde por tradición se cocina el popular plato conocido como queso fundido.

Típico de las taquerías y restaurantes del Norte de México, el queso fundido se sirve como antojito o plato fuerte y se acompaña con tortillas de harina, para comerse enrollado como taco o doblado a la mitad como quesadilla.

Esta especie de “fondue”, basada originalmente en queso y chorizo, se ha transformado desde su receta clásica, y ya son muchas las versiones que se pueden encontrar en los negocios de comida de la ciudad.

A continuación compartimos con ustedes dos de esas versiones diferentes, una para quienes prefieren la receta original con chorizo, y una que sustituye el cerdo por una mezcla de champiñones. ¡Que las disfrute!

“La diferencia de nuestro queso fundido es que nuestro chorizo lo hacemos en casa, por lo que es muy fresco. Todas las especias son tostadas aquí, con el auténtico sabor casero”, explica Antelmo Ambrosio, chef del restaurante South West (301 South End Avenue, Battery Park, Manhattan).

Antelmo explica que para hacer el chorizo elabora una salsa, que es el secreto de la casa, con chile guajillo, chile ancho, comino tostado, cilantro, ajo tostado y cebolla, “lo que le da un sabor muy especial”.

El chorizo lo mezcla luego con tres tipos de queso: asadero, chihuahua y cheddar. “A la gente le gusta porque viene caliente servido en el caldero y se mantiene fresco. Lo acompañamos con salsa verde cruda y tortillas”, agrega.

Para la celebración del Cinco de Mayo, SouthWest tendrá mariachis, un buffet variado con tacos, aguas frescas, y cocteles especiales.

Para tratar de ofrecer una versión más “light”, el restaurante Amigos (2888 Broadway, Manhattan) ofrece en su menú el queso fundido con una mezcla de champiñones crimini y portobello.

” Los cremini le dan el sabor suave del champiñón blanco y el portobello agrega el sabor más fuerte. Además usamos una mezcla de quesos de cabra, queso fresco y queso oaxaca, y lo acompañamos con tortilla fresca”, explica Joshua Viele, gerente general del lugar.

Amigos vende unas 50 órdenes del queso fundido a la semana, pero Viele asegura que este fin de semana la demanda será mucho mayor. El lugar va a tener mariachis y especiales en comida y tragos para la fecha.