Muere sin ver fondos de Ley Zadroga

Muere sin ver fondos de Ley Zadroga
Adán Gónzalez, que fue voluntario en la Zona Cero, perdió la batalla contra el cáncer. Hoy a las 9:30 a.m. será la misa en la Saint John Cantius, en Brooklyn.
Foto: EDLP Mariela Lombard

Nueva York — Familiares de Adán González, quien hizo labores de limpieza en la Zona Cero cerca de un año, exigirán fondos de la Ley Zadroga y apelarán mayor sensibilidad respecto a los latinos que resultaron enfermos.

El fotógrafo colombiano falleció el 27 de abril a consecuencia de un cáncer de garganta, padecimiento que según especialistas resultó de su labor luego de los atentados terroristas del 11 de septiembre, dijo su hija Paola González.

Paola, de 33 años, expresó que su padre inició tareas en la Zona Cero el 17 de septiembre de 2001, alcanzando comida a los trabajadores, transportando socorristas y documentando los trabajos de la Cruz Roja.

En 2003, González, que trabajó para El Diario, fue diagnosticado con cáncer de garganta.

“Mi papá no podía vivir sin el medicamento para el asma, dependía de una máquina para conseguir oxígeno, porque sus pulmones ya no le permitían respirar adecuadamente”, dijo Paola con lágrimas en el rostro. “Fue una larga agonía, mi papá tuvo que soportar solo todo el peso de su enfermedad, porque los servicios médicos ofrecidos por la ciudad no fueron suficientes”, apuntó.

En 2011, el congreso aprobó la Ley Zadroga, un fondo de compensación para rescatistas, trabajadores y sobrevivientes de los ataques terroristas del 9 de septiembre de 2001. Se aprobó $2,800 millones para este fondo, pero sólo $875 millones están disponibles para los primeros 5 años.

La familia de González, de 69 años, dijo que en enero iniciaron el proceso para los fondos de la Ley Zadroga, tras haber sido engañados por un abogado anterior.

“Los últimos años han sido una batalla desgastante entre burocracia y servicios médicos deficientes”.

El activista Alex Sánchez, uno de los luchadores más visibles de los trabajadores latinos del 9/11, destacó que en lo que va del 2013, unos 17 de estos han muerto de padecimientos relacionados a la limpieza.

“Ninguna otra familia hispana ha sido beneficiada, por eso esta lucha es tan importante. La ayuda debe darse en vida, no cuando nuestros héroes han muerto”, sentenció Sánchez.