Miles quedan varados por huelga de transporte

Buenos Aires/EFE — La huelga convocada por el sindicato de conductores de autobuses de largos trayectos en Argentina en reclamo de mejoras salariales mantiene varadas a unas 80,000 personas en las terminales de transporte, cifra que podría subir a 300,000 este fin de semana, informó ayer el gremio.

“Hasta ayer eran unas 80,000, pero a medida que pasa el tiempo y no se llega a un acuerdo la cifra va aumentando, sobre todo teniendo en cuenta que en sábado y domingo la gente se mueve más”, explicó a Efe Mario Caligari, secretario de prensa de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

El paro comenzó el pasado jueves y desde entonces miles de pasajeros, algunos de ellos enfermos que habían acudido a las principales ciudades del país a recibir atención médica, no han podido regresar a sus localidades de origen.

“Las negociaciones están en un punto muerto y de seguir así el proceso va a ser largo”, aseguró Caligari.

Los conductores de autobuses de larga distancia agrupados en la UTA demandan un aumento salarial del 23 por ciento retroactivo a enero, “la plena estabilidad laboral y el cese de la precarización”, informó el viernes el responsable sindical, Roberto Fernández.

Fernández aseguró que la protesta continuará hasta que se les ofrezca “respuestas definitivas y satisfactorias a todos los reclamos planteados”.

Los ministros argentinos de Trabajo e Interior y Transporte, Carlos Tomada y Florencio Randazzo, respectivamente, y el secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, se reunieron el viernes con la Cámara Empresaria de Larga Distancia (CELADI).

En el encuentro, la Celadi ratificó que no está en condiciones de afrontar el incremento salarial que reclaman los conductores.