Jóvenes de Cleveland sufrieron varias violaciones y abortos

Algunos medios dijeron que Amanda Berry, Gina de Jesús y Michelle Knight podrían haber tenido hasta cinco embarazos
Jóvenes de Cleveland sufrieron varias violaciones y abortos
En la foto del FBI se puede ver a Amanda Berry con el nuevo estatus de "recuperada".
Foto: AP

Washington – Las tres jóvenes desaparecidas y que fueron halladas ayer en una casa de Cleveland (Ohio) habrían estado embarazadas y abortado varias veces durante su cautiverio por las violaciones y golpes de los secuestradores, dijeron hoy fuentes policiales cercanas a la investigación a medios locales.

Según el canal de televisión local WKYC-TV de Cleveland, que citó fuentes policiales, habría habido “múltiples” embarazos entre las jóvenes Amanda Berry, Gina de Jesús y Michelle Knight.

Aunque no precisaron la cifra, en algunos medios se habla de hasta cinco embarazos.

Asimismo, los investigadores están revisando el patio trasero de la casa donde se ha observado “tierra removida”.

Hoy la policía también confirmó que en la casa vivía una niña de 6 años, hija de Berry, aunque no está claro si se cuenta entre estos embarazos.

Por el momento, y en un caso que ha conmocionado a EE.UU., la policía interroga a tres hermanos por su relación con las tres desapariciones diferentes ocurridas entre 11 y 9 años atrás.

Se trata de Ariel Castro, el principal sospechoso y propietario de la casa, de 52 años, quien ha sido detenido junto con dos de sus hermanos, Pedro Castro, de 54, y Oneil, de 50, aunque aún se preparan los cargos que se presentarán contra ellos.

Amanda Berry, desaparecida en 2003, un día antes de su 17 cumpleaños, consiguió pedir auxilio ayer en un descuido de sus captores.

Berry explicó a los que la liberaron que en la casa había más personas recluidas contra su voluntad: Gina De Jesús, desaparecida en 2004 con 14 años, y Michelle Knight, cuyo rastro se perdió en 2002, cuando tenía 20.

El alcalde de Cleveland, Frank Jackson, dijo hoy en una rueda de prensa que las autoridades tienen “muchas preguntas sin responder”, como las razones por las que las tres jóvenes fueron secuestradas y sobre todo por qué los vecinos no detectaron que había tres personas recluidas en esa casa durante tanto tiempo.