1-0. Guerra sella la permanencia del Valladolid y complica la del Deportivo

El Real Valladolid, con un gol de su ariete Javi Guerra nada más iniciarse el segundo período, ha certificado matemáticamente la permanencia en la Liga BBVA, mientras que al Deportivo de La Coruña se le complica su continuidad en la máxima categoría. El entrenador Miroslav Djukic considera que la clave de la permanencia del Valladolid en la máxima categoría del fútbol español, certificada esta tarde de forma matemática con una victoria ante el Deportivo (1-0), es que ha sido "un equipo en todo momento". El Deportivo ha roto su serie sin derrotas en el octavo encuentro, ante el Valladolid (1-0), un tropiezo que le deja en puestos de descenso a falta de tres jornadas para la conclusión del campeonato.
1-0. Guerra sella la permanencia del Valladolid y complica la del Deportivo
El jugador del Deportivo Pizzi,c, intenta rematar ante la oposicion del jugador del Valladolid, Marc Valiente,d, durante el partido de la trigésimo quinta jornada de la Liga BBVA que ambos equipos disputaron en el estadio Nuevo José Zorrilla, en Valladolid. EFE

Valladolid, 11 may (EFE).- El Real Valladolid, con un gol de su ariete Javi Guerra nada más iniciarse el segundo período, ha certificado matemáticamente la permanencia en la Liga BBVA, mientras que al Deportivo de La Coruña se le complica su continuidad en la máxima categoría.

Valladolid, 11 may (EFE).- El entrenador Miroslav Djukic considera que la clave de la permanencia del Valladolid en la máxima categoría del fútbol español, certificada esta tarde de forma matemática con una victoria ante el Deportivo (1-0), es que ha sido “un equipo en todo momento”.

La Coruña, 11 may (EFE).- El Deportivo ha roto su serie sin derrotas en el octavo encuentro, ante el Valladolid (1-0), un tropiezo que le deja en puestos de descenso a falta de tres jornadas para la conclusión del campeonato.

El Real Valladolid ha obtenido los 43 puntos que necesitaba para seguir la próxima temporada en la máxima categoría del fútbol español, mientras que el club gallego se queda con 32 que le mantienen en la zona de descenso a falta de tres jornadas para el final de la competición.

El partido de esta tarde, ante un rival amenazado por el descenso y a falta de cuatro jornadas para el final del campeonato, era “una final” en la que “se podía cortar con un cuchillo la presión que había en el aire”, por lo que su equipo no ha hecho su mejor fútbol, pero ha ganado, que en su opinión es “lo más importante”.

El equipo que entrena Fernando Vázquez no pudo brindar un buen resultado a los cerca de 4.000 aficionados que se desplazaron al Nuevo José Zorrilla con la esperanza de que los blanquiazules regresaran a Galicia con algún botín en uno de los campos que peor se les da.

Desde el comienzo se detectó, al margen del alto ritmo impuesto por ambos bandos, la apuesta visitante por hacerse con el control del esférico, lo que obligaba a los medios centros locales, Álvaro Rubio y Víctor Pérez, a recular varios metros.

Este triunfo mantiene al Valladolid en primera después de una temporada que ha calificado de “excelente” (nunca ha ocupado puestos de descenso y asegura la permanencia a falta de tres jornadas), y en la que el equipo blanquivioleta “no se ha arrugado contra nadie”, ha dicho Djukic en la rueda de prensa posterior al partido.

Allí solo han ganado dos partidos de los 26 que han disputado en Primera División, el más cercano, el de la temporada 2002-03, hace más de una década (0-1).

Lo locales no estaban tan certeros en las transiciones como los futbolistas del Deportivo, a los que se les nublaba la claridad en los metros finales, en parte por la acumulación de hombres del Real Valladolid.

“Ha sido impresionante. Hemos estado haciendo un buen fútbol, teniendo una filosofía y por haber sido exigentes el equipo ha dado el máximo. Hemos tenido dificultades económicas, un plantilla justa, gente con poca experiencia y, aún así, han hecho un año como para quitarse el sombrero”, ha añadido.

En Pucela, el Deportivo puso fin a una racha sin derrotas que había comenzado con cuatro triunfos seguidos ante el Celta (3-1), el Mallorca (2-3), el Zaragoza (3-2) y el Levante (0-4), y que continuó con tres empates frente al Athletic (1-1), el Betis (1-1) y el Atlético de Madrid (0-0).

Esta solidaridad defensiva no minaba el ataque del equipo vallisoletano, que comenzaba a desperezarse y alternaba posesiones pausadas con otras vertiginosas, como la que propició la primera ocasión del partido a los 23 minutos de juego y que llegó después de un centro de Larsson por la izquierda que peinó Ebert y empaló Óscar en el borde del área. Se marchó alto.

Djukic también ha destacado lo “aguerrido” que ha sido su equipo todo el año y que ha demostrado que ha “sabido sufrir” con “buena mentalidad”.

Fueron unos instantes en los que el Deportivo aflojó su presión y perdió parte de la intensidad del inicio, aunque sí era capaz de encaramarse en posiciones atacantes, sobre todo con las caídas a las bandas de Riki.

Además, ha expresado su satisfacción por haberse salvado con una victoria y “no por deméritos de otros”.

Eran ataques estériles pues el guardameta Jaime, al igual que Aranzubía en los visitantes, no tuvo trabajo en este primer período igualado y en el que flotaba el miedo a perder.

“Me alegro mucho de la campaña que ha hecho el equipo. Lo primero es disfrutar y ya hablaremos de la próxima temporada”, ha respondido, para concluir, cuando se le ha cuestionado por su futuro.

En la reanudación, al Real Valladolid se le vio más revolucionado e incisivo. De este modo, un centro de Rukavina fue despejado por Silvio y el balón casi se cuela por escuadra derecha de la meta defendida por Aranzubía, quien no pudo evitar el primer tanto del partido en el córner posterior.

Por otro lado, el técnico del Real Club Deportivo de La Coruña, Fernando Vázquez, ha reconocido que la derrota de hoy en Zorrilla es “dura” y ha asegurado que su equipo está “dolido y lastimado”.

Fue lanzado por Ebert. El balón se paseó dentro del área pequeña y encontró a Javi Guerra, quien, de tacón, lo envió al fondo de las mallas cuando no habían transcurrido ni cuatro minutos del segundo período. El Deportivo se vio obligado a jugárselo todo.

“Hace daño porque estamos en el esprint final y no se puede conceder nada. Hay que seguir. El partido era clave, pero no va a ser determinante. No vale la pena hacer cálculos. Tenemos que ganar al Espanyol y que después las cosas van saliendo por sí solas. Mucho margen no tenemos. Tenemos que ganar. No nos vale empatar”, ha comentado.

No pudo porque el Real Valladolid se adueño del balón, contemporizó y se mostró sólido ante las embestidas visitantes, menos incisivas que en el primer período.

Vázquez ha opinado que su equipo mereció un mayor botín en Valladolid y ha señalado que el gol anulado al Deportivo en el segundo período es “legal como una catedral”.

Sin embargo, con el paso de los minutos, acuciado por la necesidad, el Deportivo fue adquiriendo más presencia en campo contrario, aunque deslavazada y cansina.

Sin embargo, no ha querido criticar la labor arbitral, al mismo tiempo que ha afirmado que su equipo tuvo “determinación para irse hacia adelante” después del gol de Javi Guerra.

Así, únicamente causó peligro con disparos lejanos que el meta local Jaime despejó mal. Incluso el árbitro, Mateu Lahoz, sobrepasado el minuto 80 del partido, anuló un gol a los visitantes por fuera de juego.

“Lo intentamos hasta el final. Algo nos merecimos llevar, pero nos faltó precisión, sobre todo en el último pase, el pase definitivo”, ha agregado Vázquez, quien ha aseverado que su equipo está “preparado” para ir a ganar los partidos que les restan “sí o sí”.

Fueron ocasiones que hablaban de lo mal que lo estaba el pasando el Valladolid, que en los compases finales del partido se dedicó a despejar balones ante un asedio del Deportivo que finalmente no obtuvo el premio del empate.

Por último, ha calificado de “impresionante” el apoyo mostrado hoy por la afición blanquiazul en Valladolid, adonde han acudido unos cinco mil hinchas del Deportivo.

“Desde el primer día que llegue a La Coruña quería que el equipo estuviese a la altura de la afición. Nos lo ponen muy difícil. Espero devolverles el éxito, que será la permanencia”, ha concluido.

– Ficha técnica:

1 – Real Valladolid: Jaime; Rukavina, Rueda, Marc Valiente, Balenziaga; Álvaro Rubio (Lluís Sastre, min. 58), Víctor Pérez; Ebert, Óscar (Baraja, min. 82), Larsson (Alberto Bueno, min. 74); y Guerra.

0 – Deportivo: Aranzubía; Manuel Pablo (André Filipe, min. 88), Aythami, Zé Castro, Silvio; Alex Bergantiños (Nelson Oliveira, min. 63), Juan Domínguez (Jesús Vázquez, min. 85); Bruno Gama, Valeron, Pizzi; y Riki.

Gol: 1-0, min. 49: Javi Guerra.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Amonestó Álvaro Rubio, Rukavina y Guerra, del Real Valladolid; y a Nelson Oliveira, del Deportivo.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésima sexta jornada disputado en el estadio José Zorrilla ante 21.239 espectadores, unos cinco mil de ellos aficionados del Deportivo de La Coruña.

Antonio Aragón.