Knight deja hospital en Cleveland y pide privacidad

El silencio en torno a Michelle Knight resulta cada vez más evidente: el FBI no la tenía en el registro de personas desaparecidas y ahora deja el hospital pidiendo privacidad
Knight deja hospital en Cleveland y pide privacidad
La casa de Ariel Castro, donde supuestamente estuvieron cautivas tres mujeres.
Foto: Archivo

Un día después de salir del hospital en el que se encontraba tras su rescate el lunes pasado, la confusión rodea hoy el paradero de Michelle Knight, una de las tres jóvenes secuestradas durante una década en Cleveland (Ohio) supuestamente por Ariel Castro.

Tras las primeras investigaciones, se supo que Michelle nunca fue reportada como persona extraviada, por lo que no se tenía reporte o fotografía, en tanto que la policía de Clevelans estimó que ella habría huído de su casa pues, anteriormente había perdido la custodía de un hijo.

La cadena de televisión Newsnet5 de Cleveland dijo que familiares de DeJesús han negado que Knight esté viviendo con Gina en su casa, pero añadieron que quieren ayudar en todo lo posible a Michelle.

El hospital donde se encontraba hasta ayer emitió un comunicado en el que sólo confirmó que Michelle había sido dada de alta y que la joven pedía a los medios que respetasen su privacidad.

Los rumores sobre el paradero de Michelle, la víctima que pasó más tiempo secuestrada supuestamente por Castro y quien al parecer sufrió especialmente la violencia del acusado, se dispararon ayer cuando su abuela, Deborah Knigth, se presentó en el domicilio de DeJesús.

Deborah fue recibida en la puerta de la casa de la familia DeJesús por la madre de Gina. Las dos mujeres se abrazaron y charlaron durante un rato, pero Deborah Knight no entró en el interior de la vivienda.

Según informaciones aparecidas en los últimos días, Michelle mantenía malas relaciones con su familia antes de su desaparición.

Su madre, Barbara, intentó ver a su hija el miércoles en el hospital pero al parecer Michelle se negó a permitir su visita.

La cadena de televisión ABC dijo ayer que Barbara Knight, quien ahora vive en Florida, ha contratado al abogado Jay Milano para tener acceso a su hija.